Alrededor de 150 especialistas andaluces revisan mañana en Córdoba las novedades en farmacoterapia y farmacogenética

CÓRDOBA, 15 (EUROPA PRESS)

Alrededor de 150 profesionales de diferentes servicios de farmacia de los hospitales andaluces asisten desde mañana y hasta el próximo sábado en Córdoba a la VI edición del 'Congreso de la Sociedad Andaluza de Farmacia Hospitalaria', un evento en el que se llevará a cabo una puesta al día de las principales novedades relacionadas con las farmacoterapia y la farmacogenética.

En concreto, este congreso acogerá un simposium, seis mesas redondas y dos encuentros de trabajo, con los que profundizar en la farmacogenética, la utilización de la farmacocinética, los nuevos medicamentos biológicos y las innovaciones terapéuticas en oncología y reumatología.

La delegada provincial de Salud, María Isabel Baena, destacó hoy durante la presentación del encuentro, que se organiza bajo el lema 'La farmacia hospitalaria ante la medicina individualizada: futuro o realidad', que en el mismo se disertará sobre la individualización de los fármacos en función del perfil genético del paciente, que permite mejorar la seguridad y la eficacia de los tratamientos en determinadas patologías.

Para el tratamiento de éstas y otras cuestiones asistirán figuras de reconocido prestigio a nivel nacional que aportan su amplia experiencia. Éste es el caso de la farmacéutica Dolors Soy Muner, del Hospital Clínic; Alfonso Domínguez, profesor de la Universidad de Salamanca y María Jesús Llamas, de la Unidad de Farmacia Oncológica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago.

Por parte del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba participarán el reumatólogo Eduardo Collantes y el hematólogo Antonio Torres, entre otros profesionales.

FARMACOGENÉTICA Y FARMACOCINÉTICA

La farmacogenética es una disciplina que los profesionales del Reina Sofía utilizan en la actualidad para el tratamiento de algunas especialidades entre las que figura la oncología. Esta ciencia tiene como objetivo la individualización de los tratamientos basada en el conocimiento del genoma de cada paciente.

Junto al análisis de los avances en farmacogenética, se profundizará en la aportación de la farmacocinética al diseño de tratamientos individualizados. La farmacocinética estudia los niveles que alcanza un fármaco en sangre, lo que permite poder ir modificando las dosis o la pauta hasta lograr el nivel deseado, mejorando de forma notable el resultado del tratamiento.

Los especialistas señalan que la fusión de ambas disciplinas resulta muy útil porque posibilita, por una parte, modular las dosis farmacológicas hasta lograr el resultado más óptimo --farmacocinética-- y saber con antelación cómo va a responder el paciente al tratamiento --farmacogenética--.

TRATAMIENTO ONCOLÓGICO

El conocimiento de la biología molecular del cáncer ha posibilitado el reciente desarrollo de una nueva generación de fármacos dirigidos frente a determinadas dianas (trastuzumab, imatinib y fármacos antiEFGR) y también proporciona herramientas para seleccionar a los pacientes susceptibles de beneficiarse de un determinado tratamiento.

Estos cambios, que están modificando sustancialmente el pronóstico de las personas con cáncer, también forman parte de la temática central que se analizará en el congreso.

En esta línea, el servicio de Oncología Médica del complejo sanitario cordobés lleva a cabo un importante trabajo que ya tiene aplicación en la práctica asistencial. El jefe de servicio de la especialidad, Enrique Aranda, será uno los profesionales encargados de presentar los resultados logrados tras la aplicación de esta nueva estrategia que permite seleccionar el tratamiento más adecuado para el paciente.

La terapia del cáncer es muy accesible para el estudio farmacogenético y para el desarrollo de nuevos medicamentos porque la enfermedad aparece como consecuencia de mutaciones celulares que el propio organismo no es capaz de corregir.

FÁRMACOS BIOSIMILARES

Además, el congreso dedica un simposium a la revisión de los fármacos conocidos como biosimilares, que son de origen biológico --no producto de una sintesis química-- y se registran cuando ha caducado la patente del medicamento original. Los fármacos biosimilares equivalen a los genéricos de los fármacos obtenidos por síntesis química.

Los farmacéuticos hospitalarios apuntan que en los próximos años va a aparecer un gran número de fármacos de este tipo. Los primeros medicamentos de este grupo están destinados al tratamiento de la anemia y para contrarrestar el déficit de leucocitos y hormona del crecimiento. Estos fármacos, que se incorporarán en los próximos meses a los hospitales, presentan la misma efectividad que los originales reduciendo el coste hospitalario, según los galenos del Reina Sofía.

La mesa redonda titulada 'Controversias en farmacoterapia: medicina individualizada en artritis reumatoide' permitirá revisar la evidencia existente de fármacos biológicos en esta patología, que han revolucionado su tratamiento en el últimos años. Los pacientes con artritis reumatoide experimentan importantes mejoras en su calidad de vida al someterse a esta medicación que trata de inhibir el progreso de la enfermedad.

El congreso también dedica una de las mesas redondas al repaso de la actividad asistencial e investigadora que se lleva a cabo conjuntamente en los servicios de farmacia de los distintos centros hospitalarios andaluces.