Hospital Insular (Gran Canaria) es pionero en Canarias en operar tumores intracraneales sin necesidad de incisiones

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 16 (EUROPA PRESS)

El Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria ha llevado a cabo una técnica pionera en las islas que permite la extirpación de tumores intracraneales, principalmente de la hipófisis, a través del "abordaje nasal" sin necesidad de realizar cortes ni incisiones.

Así lo explicaron hoy el director gerente del centro hospitalario, Juan Rafael García, el médico adjunto del Servicio de Neurocirugía del hospital, Gustavo Coloma, el médico adjunto del Servicio de Otorrinolaringología, José Ramón Vasallo, y la médico del Servicio de Otorrinolaringología, María Luisa Zaballos, quienes destacaron las ventajas de esta nueva técnica quirúrgica.

"La hipófisis es una glándula que se sitúa en el cerebro cuya función principal consiste en segregar hormonas que cubren funciones del riñón, útero o las glándulas mamarias", aseguró el neurocirujano Coloma.

En concreto, el tumor de la hipófisis "representa el tercer tumor intercraneal más frecuente de los estudiados por los neurocirujanos y supone entre un 10 y 20 por ciento de los tumores cerebrales en general", indicó el doctor Vasallo.

Los principales síntomas con los que el paciente acude a la consulta son las "alteraciones en la visión o las cefaleas", manifestó el doctor Vasallo quien señaló que "estos tumores también producen hormonas por encontrarse en la hipófisis produciendo síntomas de hipotiroidismo o enanismo".

En la intervención "se entra por la nariz, se va avanzando con la óptica, que tiene un sistema de iluminación incorporado que permite constantemente ver lo que se está haciendo, avanzando hacia el fondo de la fosa nasal, entonces se entra en la zona a operar que es el seno esfenoidal", afirmó el médico. "A partir de ahí entraremos en la cavidad intercraneal para extirpar el tumor de hipófisis", apostilló.

Por tanto, "el otorrino es quien se encarga de la primera parte de la operación y el neurocirujano opera una vez superado el límite de la cavidad craneal", aclaró el doctor del área de Otorrinolaringología.

Los expertos destacaron la eficacia de esta operación ya que, "tras intervención, la sintomatología ha desparecido en todos los casos y en un 80 por ciento de los casos se consigue la extracción total de la tumoración".

Asimismo, la intervención intranasal presenta múltiples ventajas al paciente, entre las que destacan que es una "técnica mínimamente invasiva que no precisa de cortes ni incisiones, reduce a cinco días la estancia media del paciente tras la operación y disminuye notablemente la morbilidad, es decir las complicaciones que se puedan producir durante la intervención", agregó el equipo médico responsable de esta actuación.

"La preservación de la función de la hipófisis y el acceso directo a la región", fueron otros de los atributos que los expertos mencionaron sobre esta intervención quirúrgica que precisa de una colaboración "multidisciplinar" entre los servicios de Otorrinolaringología, Endocrinología y Neurocirugía.

"MENOS MOLESTIAS PARA EL PACIENTE"

La operación intranasal, que ya ha llevado a cabo el hospital grancanario en 11 pacientes de entre 29 y 61 años, aporta "menos molestias para el paciente", aseveró el director gerente del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, Juan Rafael García.

"Estamos mejorando en las técnicas que utilizamos a nivel quirúrgico para conseguir la mejora de la acciones sobre los pacientes produciendo menos dificultades en los mismos", resaltó García.

En este sentido, el grupo de expertos médicos subrayó que "tradicionalmente el abordaje siempre ha sido tranasal-sublabial, es decir había que levantar el labio y entrar a través de la fosa nasal eliminando alguna estructura de la misma", dejando cicatrices e imponiendo un periodo más largo de recuperación en el paciente.

Además, en el pasado la extirpación de tumores en la hipófisis "también se ha hecho mediante canotomía que es un abordaje externo en el cual hay que incidir sobre el cráneo y abordar el tumor desde fuera", concluyeron los médicos responsables de esta operación primeriza en el archipiélago.