La supervivencia en cáncer colorrectal sobrepasa el 30%

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Cirugía y fármacos proporcionan desde 2004 una supervivencia superior al 30 por ciento en cáncer colorrectal avanzado, según un estudio del Centro del Cáncer M. D. Anderson de la Universidad de Texas en Houston (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Journal of Clinical Oncology'.

Según los investigadores, los agentes de quimioterapia y biológicos empleados en el cáncer colorrectal metastático junto con los avances quirúrgicos en la resección hepática han dado lugar a un aumento importante en la supervivencia de los pacientes con la forma avanzada de la enfermedad.

El estudio es el primero que examina en los últimos 20 años las tasas de supervivencia del cáncer colorrectal metastático y muestra que la supervivencia global media es ahora de más de 30 meses frente a los ocho meses de los pacientes diagnosticados antes de 1990. La supervivencia de cinco años de los pacientes diagnosticados con la enfermedad después de 2004 es superior al 30 por ciento.

Según los investigadores, en los pasados años se han identificado agentes activos de la enfermedad y se han aprobado numerosas terapias de quimioterapia. Además, en la última década se ha asentado la práctica de la eliminación quirúrgica de las lesiones de metástasis en el hígado y se ha puesto un mayor énfasis en identificar a los pacientes que pueden pasar por estas intervenciones.

Una de los principales objetivos del estudio era comprobar cómo esta práctica había repercutido en la supervivencia a la enfermedad así como examinar la responsabilidad de la quimioterapia o la cirugía en estos avances.

Los investigadores identificaron a 2.470 pacientes recién diagnosticados de cáncer colorrectal metastático en el Centro de Cáncer M.D. Anderson y en la Clínica Mayo tratados entre 1990 y 2006. De ellos, 231 pasaron por una resección hepática, un procedimiento cada vez más empleado desde el año 2000.

Los científicos no descubrieron cambios significativos en la supervivencia global de los pacientes diagnosticados entre 1990 y 1997, la media en este grupo fue de 14,2 meses. Sin embargo, durante los periodos que iban de 1998-2000, 2001-2003 y 2004-2006, la media global en las tasas de supervivencia aumentó de 18 meses a 18,6 meses y a 29,2 meses respectivamente.

La supervivencia global de cinco años también aumentó a lo largo del tiempo: del 9,1 por ciento, si el diagnóstico se realizaba entre 1990 y 1997; al 13 por ciento, entre 1998 y 2000; al 19,2 por ciento, entre 2001 y 2003. La supervivencia a los cinco años para los diagnosticados entre 2004 y 2006 no se ha determinado aún pero se espera que sea superior al 30 por ciento.

Para confirmar sus descubrimientos los investigadores emplearon encuestas nacionales de los Estados Unidos en las que se incluían 49.459 pacientes diagnosticados con cáncer de colon metastático entre 1990 y 2005. Los datos mostraron evidencias iniciales de mejoras similares en la supervivencia a los cinco años y la supervivencia global media en los recientes años.

Al observar cuándo se produjeron estos cambios en la supervivencia de estos pacientes, el estudio mostró dos periodos temporales distintos que reflejan el impacto de las resecciones hepáticas y la disponibilidad de nuevas terapias.

Según explica Scott Kopetz, "a inicios de 1998 y más hacia el año 2000 comenzamos a realizar grandes cantidades de resecciones hepáticas y esto coincide con el aumento inicial en la supervivencia. La segunda fase de mejora comenzó alrededor de 2004, de forma simultánea a la aprobación de muchos más agentes de quimioterapia y biológicos como cetuximab, bevacizimab y oxaliplanita". Kopetz apunta que estas dos modalidades de tratamiento no son un fenómeno independiente y que se complementan entre sí.

Para el investigador, el estudio enfatiza la necesidad de la existencia de más agentes de quimioterapia y hace hincapié en que a pesar de los avances la enfermedad sigue siendo incurable para la mayoría de los pacientes por lo que es preciso seguir con la investigación para ampliar su supervivencia.