El Virgen de las Nieves de Granada combate el cáncer de próstata con la implantación de semillas de yodo radiactivo

GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)

El Hospital Virgen de las Nieves ha introducido un nuevo procedimiento para combatir el cáncer de próstata consistente en implantar semillas de yodo radiactivo, una técnica que ya se ha realizado en cinco pacientes con esta patología.

Este procedimiento, en el que participa un equipo multidisciplinar formado por oncólogos, radioterapeutas, urólogos y radiofísicos, consiste en la implantación de un número de semillas, entre 80 y 120, en función del volumen prostático, que irán liberando su radioactividad lentamente, informó hoy en un comunicado la Delegación de Salud de la Junta en Granada.

El tratamiento resulta idóneo en pacientes con tumores pequeños, histológicamente bien diferenciados, con antígeno prostático específico bajo y siempre que el volumen prostático sea inferior a 50 centímetros cúbicos.

Desde que el pasado marzo se puso en marcha esta práctica, el hospital granadino ha tratado con esta técnica a cinco pacientes con esta patología y ya tiene previstas nuevas intervenciones, ya que con este procedimiento, además de curar el tumor, se mejora la calidad de vida del paciente, al contar con menos efectos secundarios que la cirugía.

TRATAMIENTO

Con anterioridad al implante de las semillas los facultativos realizan una ecografía transrectal en la misma posición de tratamiento, para determinar la forma, situación y tamaño de la próstata, tras lo cual se digitaliza la imagen prostática y se transfiere al ordenador de planificación, donde se superpone a una rejilla calibrada.

También se realizan cálculos exhaustivos para determinar la situación que ha de ocupar cada una de las semillas y sus coordenadas, para administrar una dosis adecuada a toda la próstata, protegiendo la uretra y el recto.

El día de tratamiento, con el paciente anestesiado, el médico introduce en la glándula prostática las agujas guía en las posiciones establecidas por el ordenador de planificación y a posteriori se van depositando las semillas siempre según las indicaciones de la planificación que se realiza en tiempo real. El procedimiento puede durar de dos a tres horas.

Los implantes se emplean como monotratamiento, sin necesidad de combinarlo con radioterapia externa ni hormonoterapia, y la experiencia previa en otros centros demuestra que sus resultados a largo plazo son iguales o mejores a los obtenidos mediante la cirugía, mientras que los efectos secundarios son mínimos y transitorios.

En el sistema sanitario público andaluz, esta técnica también se desarrolla en el Hospital Regional de Málaga y en el Hospital Reina Sofía de Córdoba.

PATOLOGÍA

El cáncer de próstata es el segundo tumor más frecuente en hombres, por detrás del cáncer de pulmón. En España se detectan unos 13.300 casos anuales, lo que supone casi el 14 por ciento de todos los tumores en hombres.

En comparación con otros países desarrollados, la tasa española es baja --36 nuevos casos por cada 100.000 habitantes--, pero la enfermedad muestra una tendencia al alza desde la década de los 90.

El 58 por ciento de todos los cánceres de próstata se diagnostican cuando todavía están confinados a la próstata y podrían ser susceptibles de recibir tratamiento con braquiterapia, bien con implantes permanentes de semillas o bien con braquiterapia de alta tasa.