Hospital Miguel Servet acoge por primera vez en Aragón una extracción de riñón de donante vivo por laparoscopia

ZARAGOZA, 17 (EUROPA PRESS) El Hospital Miguel Servet de Zaragoza acogerá por primera vez en Aragón una extracción de riñón de donante vivo por laparoscopia, en el marco del XXV Curso Internacional de Urología que se celebrará en la capital aragonesa desde mañana y hasta al 21 de febrero. Así lo explicaron en rueda de prensa los jefes de los servicio de Urología del Servet, Luis Rioja; del Clínico de Zaragoza, Gabriel Valdivia; del Hospital Royo Villanova, Carlos Rioja, así como el jefe de sección de Urología del Servet, José Miguel Liédena. Carlos Rioja explicó que la extracción de riñón de donante vivo por laparoscopia requiere realizar tres o cuatro pequeñas incisiones para trabajar por vía laparoscópica y después efectuar otra pequeña incisión para extraer el riñón. Esta última tiene un tamaño de tres o cuatro centímetros y se hace a la altura de la pelvis, frente a los 15 que se realizan en una operación tradicional. El Hospital Miguel Servet realiza desde diciembre de 2007 extracciones de riñón de donante vivo --hasta ahora ha efectuado cuatro--, y tiene previsto implantar también estas intervenciones por vía laparoscópica, si bien Luis Rioja señaló que hay que actuar "prudentemente y despacio". Por su parte, Gabriel Valdivia comentó que en Estados Unidos se ha incrementado en un 40 por ciento las donaciones de riñones entre vivos desde el momento en que se comenzó a practicar esta intervención por vía laparoscópica, que permite que el donante se vaya a casa en unas horas y que tiene menor morbilidad y menos complicaciones, señalaron los especialistas. El médico que realizará la extracción es el catedrático de la Universidad de Barcelona y jefe del servicio de Urología del Hospital Clínic, Antonio Alcaraz. OTRAS TÉCNICAS Carlos Rioja se refirió a otras técnicas novedosas que se realizarán en el XXV Curso Internacional de Urología, como la criocirugía para tumor de riñón, que consiste en utilizar el frío para necrosar un tumor renal. También, extirpaciones de tumores de riñón y próstata por cirugía mínimamente invasiva, así como una extirpación por vía laparoscópica de una vejiga tumoral. También se expondrá una moderna técnica de diagnóstico del cáncer vesical, que consiste en la aplicación de un fármaco en la vejiga que es captado por las células tumorales y produce fluorescencia. Esto permite detectar tumores que "con la vista normal pueden pasar desapercibidos", dijo Carlos Rioja. Además, se tratará sobre la cirugía reconstructiva de la uretra masculina y sobre los últimas avances en endourología, con endoscopios flexibles. En total, el curso va a realizar 29 intervenciones quirúrgicas en los cuatro días de duración, que se retransmitirán por un circuito interno para que puedan ser observadas por los participantes del curso, alrededor de 500 especialistas, en el Auditorio de Zaragoza.