Las terapias genéticas permitirán una mejor respuesta contra el melanoma

  • Viena, 12 may (EFE).- Los estudios basados en terapias genéticas representan la mayor esperanza en el tratamiento del melanoma, la variedad más grave de cáncer de piel, y permitirán un tratamiento individualizado del paciente, informó hoy un grupo de científicos en Viena.

Las terapias genéticas permitirán una mejor respuesta contra el melanoma

Las terapias genéticas permitirán una mejor respuesta contra el melanoma

Viena, 12 may (EFE).- Los estudios basados en terapias genéticas representan la mayor esperanza en el tratamiento del melanoma, la variedad más grave de cáncer de piel, y permitirán un tratamiento individualizado del paciente, informó hoy un grupo de científicos en Viena.

"Se podría decir que hemos entrado en una nueva era del estudio y la terapia del melanoma", explicó Meenhard Herlyn, del Wistar Intitute de Filadelfia (EEUU) en la apertura del Congreso Mundial sobre el Melanoma en Viena.

El melanoma metastásico es uno de los tipos de cáncer más letales y no existe un tratamiento eficaz contra él, lo que hace que sólo un 5 por ciento de los pacientes sobreviva.

Sin embargo, los nuevos desarrollos en este campo son alentadores y han permitido descubrir que la mutación del gen conocido como BRAF está detrás de la aparición del melanoma.

El experto aseguró que ya está en fase de estudio médico un fármaco que bloquea las mutación de dicho gen y permite inhibir el crecimiento del melanoma.

En la misma línea de estudio se ha conseguido conocer que bloquear el gen conocido como CTLA-4 estimula la respuesta inmune contra el melanoma y permite reducir con éxito el tumor.

El conocimiento de la reacción genética que causa el cáncer de piel permitirá crear medicamentos personalizados que "reprogramen" el melanoma y tratamientos estandarizados en seis años, según Herlyn.

"No se puede tratar a todos los pacientes por igual. Las terapias individualizadas empezaron hace muy poco porque no se sabía mucho sobre las mutaciones (del melanoma), agregó.

"Cada paciente tiene un perfil genético particular y eso hace que sea diferente el crecimiento invasivo del melanoma", indicó.

Generalmente, los lunares y el melanoma tienen la misma base genética y siempre ha sido un misterio el esquema biológico que los diferencia, por lo que el aprendizaje sobre sus cambios genéticos supone un gran avance.

Entre los proyectos destacó que se debe trabajar para separar en secuencias todo el material genético del melanoma para estudiar mejor sus mutaciones.

Por su parte, el presidente del congreso científico, Humbert Pehamberger, indicó que, de momento, la mejor forma de prevenir la metástasis del melanoma es el diagnóstico temprano y tomar precauciones básicas sobre una exposición excesiva al sol.

El cáncer de piel es la forma más extendida de cáncer y cada año el número de casos sube un 5 por ciento en todo el planeta, explicó Pehamberger.

En EEUU hay 100.000 nuevos pacientes y 8.000 muertes cada año por este tipo de enfermedad.

"En 1935 las posibilidades de contraer un cáncer de piel era de una entre 1.500, y hoy se encuentra en una de entre 50", subrayó.

Ese incremento se debe a una mayor exposición a los rayos ultravioletas y resaltó que, además del sol, no se debe abusar de las cabinas de rayos UVA.

En sus estadios tempranos el melanoma puede tratarse de forma exitosa, pero las dificultades para atacar este cáncer aumentan a medida que pasa el tiempo.