Roche aboga por la planificación de la atención oncológica ante el previsible aumento de casos

El Instituto Roche remitirá en septiembre a Sanidad un estudio sobre el impacto económico de la farmacogenómica

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Grupo para la Evaluación Económica de la Medicina Individualizada (GEEMI), impulsado por el Instituto Roche, acaba de elaborar un estudio que aboga por "una planificación adecuada de atención oncológica y la apertura de un debate social" ante la cronificación del cáncer y la perspectiva de un aumento de los casos.

El documento, que lleva por título 'La evaluación económica en farmacogenómica oncológica y hematológica', se ha elaborado "con el objetivo de garantizar la sostenibilidad financiera y la equidad en el Sistema Nacional de Salud", según explicó en rueda de prensa el director del Instituto Roche, Jaime del Barrio.

Del Barrio añadió que el documento se presentará "públicamente" en una jornada que se llevará a cabo en septiembre, y se dirigirá a "agentes de evaluación y autoridades sanitarias", ya que, entre otras cuestiones, persigue "la colaboración y la búsqueda de consenso para que el tema se incluya en las agendas sanitarias", precisó.

Por ello, el documento aborda la situación de la Medicina Individualizada en Oncología y Onco-Hematología tanto desde la perspectiva de la investigación de los nuevos fármacos, la introducción de las nuevas tecnologías o la utilización clínica de nuevos recursos diagnósticos y terapéuticos, desde el punto de vista de su impacto económico y sociosanitario.

El estudio también recoge aspectos como el cambio de modelo al que se dirige la industria farmacéutica y revisa el estado de los avances científicos en investigación genómica y su aplicación clínica asistencial, entre otros aspectos.

A FAVOR DE LA INVERSIÓN

Por su parte, el director general de la Fundación Gaspar Casal --que también ha colaborado en el documento--, Juan del Llano, añadió que el estudio analiza las nuevas fórmulas de relación entre la Administración y la Industria, entre las que destacó el Contrato de Riesgo Compartido "que permite distribuir los riesgos asociados a los resultados de una relación entre las partes implicadas".

En líneas generales, Del Llano insistió en que el sector público debe analizar el coste-efectividad de los tratamientos oncológicos que, en su opinión, "generan más beneficios que costes". "No se trata de un gasto, sino de una inversión", aseveró.