Cervera reitera que se ha facilitado un informe completo a las familias de las niñas afectadas tras la vacuna del VPH

VALENCIA, 23 (EUROPA PRESS)

El conseller de Sanidad, Manuel Cervera, reiteró hoy que se ha facilitado a la familia de las dos niñas que sufrieron una reacción adversa a la vacuna del Virus del Papiloma Humano (VPH) un informe "absolutamente completo" de más de un centenar de folios "con toda la documentación, DVDs, videografía y todas las pruebas analíticas y exploratorias que se les han practicado en el hospital Clínico".

Cervera, tras la presentación de la Guía de Menús Cardiosaludables, señaló, en respuesta a los medios de comunicación, que el informe también incluye una carta del director del centro sanitario en la que informa de que "cualquier cosa que necesite otro hospital, sea privado o público, o de otro país, se pone a disposición para colaborar y cotejar cualquier tipo de información o aclaración".

Según dijo, desde su departamento se han puesto "a disposición de la familia", y les han entregado "no sólo un informe de la evolución del paciente --copia de historia clínica--, a lo que tiene derecho cualquier ciudadano", sino que se ha realizado un informe "absolutamente completo".

En cuanto a la posibilidad de establecer una comunicación por videoconferencia con el hospital John Hopkins de Baltimore (EEUU) --del que los padres de las menores han solicitado una segunda opinión--, fuentes de la Conselleria indicaron que el centro norteamericano "no ha realizado una petición oficial", pero que no habrá ningún problema en realizarla en el momento en que se solicite.

El conseller destacó el "absoluto cuidado" de los profesionales del hospital Clínico con el caso de las dos niñas y se remitió al aval emitido por el servicio de Neurología del hospital de Sant Joan de Deu de Barcelona. Asimismo, comentó que sigue pendiente el informe del grupo de expertos liderados por el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española de Seguridad del Medicamento.

En cuanto al estado de las menores, recordó que una, de 15 años, fue dada de alta el pasado 28 de marzo, mientras que la otra, de 14, permanece ingresada en una habitación en planta del hospital Clínico.