Declaran a 272 municipios del sur de Brasil en riesgo por fiebre amarilla

  • Río de Janeiro, 10 abr (EFE).- Las autoridades del estado brasileño de Río Grande do Sul, fronterizo con Argentina y Uruguay, declararon a 272 municipios de esa región en área de riesgo de fiebre amarilla y dispusieron la vacunación de la población, informaron hoy medios locales.

Declaran a 272 municipios del sur de Brasil en riesgo por fiebre amarilla

Declaran a 272 municipios del sur de Brasil en riesgo por fiebre amarilla

Río de Janeiro, 10 abr (EFE).- Las autoridades del estado brasileño de Río Grande do Sul, fronterizo con Argentina y Uruguay, declararon a 272 municipios de esa región en área de riesgo de fiebre amarilla y dispusieron la vacunación de la población, informaron hoy medios locales.

La Secretaría de Salud del estado había incluido en la zona de riesgo a 201 municipios, pero el jueves amplió esa área a otros 71 tras la confirmación de que varios monos murieron de esa enfermedad en las localidades de Muitos Capoes, Vacaria, Nova Araçá, Paraí e Nova Prata, según la edición electrónica del diario Zero Hora de Porto Alegre, la capital regional.

En otros 67 municipios incluidos en la zona de riesgo no se han registrado fallecimientos de monos, pero las autoridades los sumaron a la lista porque están en el mismo ecosistema en que se encontraron los animales muertos.

Según el secretario regional de Salud, Osmar Terra, en el área en la que se dispuso la vacunación vive el 30 por ciento de la población de Río Grande do Sul.

"Solo deben ser vacunadas personas con riesgo real de contraer la enfermedad. Estamos tratando de preservar al 70 por ciento de la población que no corre riesgo pero que estaría sujeto a tener problemas graves por los efectos adversos de la vacuna", manifestó el funcionario.

En Río Grande do Sul han muerto seis personas de fiebre amarilla silvestre en los últimos cinco meses, mientras que en el estado de Sao Paulo hay nueve casos fatales que son investigados por las autoridades, pues al parecer algunos contrajeron la enfermedad después de recibir la vacuna.

Hasta ahora, cerca de 2,3 millones de personas han sido vacunadas contra la fiebre amarilla en Río Grande do Sul, según Terra.

El virus, que procede de Argentina, ha sorprendido por la rapidez con la que se propaga, lo que Terra atribuyó a una superpoblación de mosquitos que, a su vez, puede haber sido ocasionada por el cambio climático.