Expertos defienden la eficacia de la vacuna contra el virus del papiloma humano en una jornada del Gobierno foral

PAMPLONA, 19 (EUROPA PRESS)

Un grupo de expertos que ha participado en una nuevo edición de los 'Desayunos con salud' organizados por el Gobierno de Navarra ha defendido la eficacia de la vacuna contra el virus del papiloma humano, un virus que puede producir lesiones susceptibles de evolucionar a un cáncer de cuello de útero.

El acto, celebrado esta mañana, estuvo presidido por la consejera de Salud, María Kutz, y en él participaron la directora general de Salud, Isabel Martín Montaner; los doctores Julio Zarco, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN); Alfonso Delgado, presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP); y Aurelio Barricarte, director del Servicio de Epidemiología y Promoción de la Salud del Instituto de Salud Pública.

Durante el transcurso del acto, estos expertos explicaron en qué consiste el virus del papiloma humano, sus modos de transmisión y cómo puede producir, a pesar de que pueden ser portadores hombres y mujeres, lesiones que deriven en un cáncer de cuello de útero. Asimismo, incidieron en la importancia de la vacunación en las mujeres a la hora de frenar su incidencia.

En este último sentido, la consejera Kutz valoró de forma muy positiva esta medida de prevención ya que, según indicó, se trata de "la primera vacuna que previene el cáncer".

Asimismo, puso de manifiesto que su impacto está condicionado por su cobertura, eficacia (cercana al cien por cien) y adecuación a los tipos virales identificados en el cáncer de cuello de útero (más del 70 por ciento que se producen se deben a los genotipos 16 y 18 del virus del papiloma, incluidos en la vacuna), lo cual arroja un balance positivo de esta medida de prevención, según indicó.

Por su parte, el doctor Delgado explicó que, por tratarse el papiloma de un virus cuya vía de transmisión más frecuente es la sexual, la vacuna es realmente efectiva cuando se aplica a mujeres jóvenes que todavía no han iniciado los contactos sexuales (horquilla de 9-14 años).

Concretamente en Navarra, las tres dosis en las que consiste la vacuna se administran en dos tramos de edad: 12-13 años y 15-16 años (a partir del curso 2010-2011 sólo se aplicará en el primer tramo mencionado, ya las niñas vacunadas en el primero estarán cubiertas para cuando alcancen los 15).

El hecho de administrar la vacuna en edades tan tempranas tiene, según ha explicado el doctor Delgado, otra ventaja, y es que el sistema inmunitario se encuentra en óptimas condiciones y es capaz de producir gran cantidad de anticuerpos.

EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

El virus del papiloma humano (VPH) es una de las infecciones de transmisión sexual más común, y pueden ser portadores asintomáticos y vehículos de la infección genital tanto hombres como mujeres.

El doctor Zarco, en su intervención, explicó que un 80% de la población mundial sufrirá en algún momento de su vida infección por papiloma, muchas de las cuales remiten espontáneamente. No obstante, a un pequeño porcentaje de mujeres infectadas se les activa el virus, pudiendo provocar lesiones precancerosas y cancerosas que si no se tratan, pueden a su vez degenerar en cáncer 'in situ' (localizado) o cáncer de cuello de útero invasivo. Los expertos recordaron que en las habituales revisiones ginecológicas se detecta si la persona está infectada por papiloma o si tiene lesiones precancerosas o cancerosas.

Zarco incidió en que, a pesar de que exista esta vacuna, no se deben dejar de lado otras medidas para evitar contagios sexuales, como el uso del preservativo (en este punto el médico recordó que aunque no exista penetración, puede transmitirse el VPH).

De igual modo, Zarco indicó que el consumo de tabaco, uso prolongado de anticonceptivos orales (más de cinco años) y más de cinco partos pueden favorecer que el virus del papiloma se active.

Por su parte, Aurelio Barricarte explicó que, a pesar de no existir un registro nacional de cáncer, se estima que la tasa de cáncer de cuello de útero es de 7,6 casos por cada 100.000 mujeres. La incidencia está aumentando un 4,1% anual en la franja de edad de mujeres de 20-39 años, probablemente debido a cambios socioculturales, principalmente relacionados con el comportamiento sexual, que han modificado la probabilidad de exposición al virus.

PREVALENCIA

La prevalencia de la infección es más alta en las edades inmediatas al inicio de las relaciones sexuales y responden al patrón de comportamiento sexual de la comunidad. Así, en las poblaciones donde el número de compañeros sexuales distintos y ocasionales es alto, la prevalencia puede ser del 30-40 por ciento en mujeres de 15-25 años de edad.

Este pico de prevalencia va seguido por una disminución muy marcada, de modo que en las edades intermedias (25-40 años) la detección viral se estabiliza a niveles entre el 3 y el 10 por ciento.

Socialmente pueden identificarse también grupos de alta prevalencia de infección en la población de prostitución, en la población reclusa asociada al consumo de drogas y en los grupos infectados por el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana).