ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

La lengua azul, una enfermedad sobre la que crecen los interrogantes

  • A Coruña, 18 abr (EFE).- Las dudas sobre cómo enfrentarse a la propagación de la lengua azul, enfermedad que afecta al ganado vacuno y ovino, siguen presentes entre científicos y veterinarios que, hasta el momento, no tienen claro cuál va a ser su evolución en el futuro.

La lengua azul, una enfermedad sobre la que crecen los interrogantes

La lengua azul, una enfermedad sobre la que crecen los interrogantes

A Coruña, 18 abr (EFE).- Las dudas sobre cómo enfrentarse a la propagación de la lengua azul, enfermedad que afecta al ganado vacuno y ovino, siguen presentes entre científicos y veterinarios que, hasta el momento, no tienen claro cuál va a ser su evolución en el futuro.

En declaraciones a Efe, Benoit Assemat, presidente del Sindicato Nacional de Inspectores Veterinarios de Francia, uno de los países afectados por esta patología animal, aseguró que los planteamientos sobre la afección y modos de propagarse han ido variando desde 2007, año en que se extendió por toda Europa.

"Si bien en 2008 -explica Benoit- con sólo tres casos del serotipo 1, en Francia pensábamos que impedir la difusión era fácil, los 5.000 casos en 2008 han demostrado que no, al igual que ocurrió con el S-8".

Cada año las decisiones al respecto son diferentes porque las anteriores no han funcionado, indica este experto, a la vez que muestra su escepticismo sobre la eficacia de la vacuna, aplicada ya a más de 18 millones de reses y ovejas en toda Europa.

Pero, por el momento, la campaña de vacunación por sí sola ha demostrado que no es la solución única para frenar esto, reiteró.

En este sentido, Deborah Infante-Lavergne, doctora en Veterinaria y miembro de la directiva del sindicato francés presidido por Assemat, añadió que "al igual que ocurre con todas las vacunas habrá que esperar a que pasen cuatro o cinco años para tener todos los datos y comprobar su eficacia real."

Su aparición en 2006 fue discreta, con un reducido número de casos en algunas localidades europeas, pero en verano de 2007 la legua azul comenzó a propagarse por todo el continente, lo que motivó a la UE a poner en marcha una ambiciosa campaña de vacunación que en España llegó el pasado año para los tipos 1, 4 y 8.

Pero Asemat insiste, esto es suficiente, no conocemos el fallo de la vacunación, pero está claro que no impide del todo la propagación de la enfermedad por eso la clave para los próximos años es mantener una amplia la vigilancia sanitaria."

La lengua azul, añade, "es importante porque genera problemas económicos para la ganadería, pero al igual que con la aparición de esta enfermedad considerada exótica, llegarán otras más importantes porque los intercambios y el cambio climático origina movimientos de vectores (insectos) que suben desde África hasta el norte."

Eso exige que las actuaciones estén coordinadas entre los países de todo el continente porque los animales no conocen fronteras, añadió este experto que esta semana estuvo en A Coruña invitado por el Colegio de veterinarios de esta provincia para ofrecer una conferencia sobre este problema.

Para luchar contra esto Infante-Lavergne aconseja la creación de una red de centinelas, veterinarios clínicos que adviertan a sus respectivas administraciones de cada caso de enfermedad nueva que detecten.

Pero en la lengua azul las incógnitas van más allá. Si hasta el pasado año, parecía claro que era una enfermedad vectorial que se transmitía a través de una familia de mosquitos, los culicoides imícolacomo, en la actualidad hay otras hipótesis.

La que cobra más fuerza desde ciertos casos ocurridos en Irlanda del Norte es la que habla del peligro por transmisión transplacental, de madre a hijo, apunta Uxío Rey, decano del Colegio de Veterinarios de A Coruña.

Por eso, las investigaciones continúan, pero ahora en varios frentes, en la propia vacuna y en la medición de su eficacia, en el propio insecto que cada vez está siendo más analizado y en las posibles vías de propagación.

El camino no es fácil, incide, Infante-Lavergne porque "hablamos de un virus que se propaga rápido y con gran capacidad de mutar y porque una de sus vías de transmisión es un mosquito, lo que complica las posibilidades de acotar su campo de actuación y estudiar a fondo sus movimientos."