Salud dice que en su calendario utilizan cervarix y no la marca de vacuna contra el papiloma objeto de retirada

Sanofi Pasteur MSD, fabricante de la vacuna, asegura que los efectos adversos "no son causales sino casuales" SEVILLA/MADRID, 9 (EUROPA PRESS) La Consejería de Salud andaluza aclaró que la vacuna que utilizan en su calendario vacunal contra el papiloma humano, causante del cáncer de cuello uterino, es 'Cervarix' (GlaxoSmithKline), y no la marca 'Gardasil' (Sanofi Pasteur MSD), de la que el Ministerio de Sanidad notificó hoy que ha ordenado la suspensión temporal de un lote de este producto tras detectarse en la Comunidad Valenciana dos posibles casos de efectos adversos en niñas. Fuentes de la Consejería de Salud andaluza consultadas por Europa Press se refirieron así a la alerta que, el propio Gobierno valenciano, comunicó el pasado 6 de febrero al Ministerio del ramo. En cualquier caso, aclararon que se encuentran recabando toda la información relativa a este caso, ya que la vacuna objeto de retirada también se puede adquirir en las farmacias andaluzas para su dispensación en centros privados. En concreto, la alerta emitida por el Gobierno valenciano hace referencia a la existencia de dos posibles casos de efectos adversos en niñas tras ser vacunadas con una dosis de la vacuna del lote número NH52670 de la marca Gardasil, según informó en un comunicado el Ministerio de Sanidad. Del lote relacionado se han distribuido en España 75.582 dosis. De ellas, 21.300 han sido adquiridas por las administraciones públicas para administrarlas en el contexto de sus programas de vacunación, 21.272 de las mismas en la Comunidad Valenciana, 20 en Madrid y ocho en Extremadura. El resto se han distribuido al canal farmacéutico. En total, en España se han distribuido ya 1.146.458 dosis de la vacuna de esta marca, 'Gardasil', sin que hasta ahora se haya referido ninguna señal de alerta en cuanto a la seguridad de esta vacuna. Los servicios sanitarios valencianos han realizado una evaluación sobre la posible relación entre la administración de la vacuna y los efectos adversos sufridos por ambas pacientes, desarrollándose el proceso de investigación "con total coordinación y colaboración" entre los departamentos de Salud Pública de la Comunidad Valenciana y del Ministerio de Sanidad, según fuentes de Delegación de Gobierno. Ante esta situación, el Ministerio de Sanidad y Consumo ha convocado vía telefónica a todas las Comunidades Autónomas a una Comisión de Salud Pública extraordinaria en la que se ha informado de lo ocurrido y se ha ordenado, en base al principio de precaución, la suspensión temporal de la administración del lote relacionado de vacuna frente al virus del papiloma humano. Asimismo, se acordó que las comunidades autónomas continúen, con absoluta normalidad, el proceso de vacunación frente al virus del papiloma humano con dosis de otros lotes diferentes al relacionado con los dos casos. No obstante, los servicios de salud pública reforzarán el sistema de vigilancia epidemiológica con el objetivo de poder detectar de forma rápida cualquier otra situación relacionada. Del mismo modo, la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios está analizando estos eventos para esclarecer la posible relación que pueda existir entre estos casos y la vacuna y se mantiene en contacto con la red de agencias europeas y con la Agencia Europea de Medicamentos, para mantenerles puntualmente informados de la evolución de su análisis. Esta vacuna está autorizada en todos los países de la Unión Europea. El Ministerio, en coordinación con la compañía productora de la vacuna relacionada, ha ordenado la inmovilización en el canal farmacéutico de todas las posibles dosis distribuidas del lote referido mientras concluye las investigaciones de las autoridades sanitarias, según las mismas fuentes. LOS EFECTOS ADVERSOS SON "CASUALES" Por su parte, el laboratorio Sanofi Pasteur MSD aseguró hoy que los efectos adversos detectados en las dos niñas de la Comunidad Valenciana "no son causales sino casuales" y podrían haberse producido por otros factores aún por determinar, según aseguró a Europa Press un portavoz de la compañía. En este sentido, el laboratorio ha iniciado una investigación en colaboración con el Ministerio para determinar las causas de dicha reacción --mareo y pérdida de conciencia tras la segunda dosis--, que ha propiciado la suspensión temporal de la administración del lote NH52670 de la vacuna. Hasta el momento, ya se han distribuido un total de 1.146.458 dosis de la vacuna de esta marca, 'Gardasil', siendo estos los dos primeros casos en España en los que se detectan reacciones adversas no previstas en la ficha técnica de la vacuna, informó la misma fuente.