¿Estás harto de morir en 'Dark Souls 3'? Aprende a sobrevivir con nuestra guía


  • 'Dark Souls 3' es el nuevo juego de From Sofware, caracterizado por su elevada dificultad y complejidad.

  • En lainformacion.com hemos preparado una guía básica para que tu primer encuentro con el juego sea algo más fácil. 

¿Estás harto de morir en 'Dark Souls 3'? Aprende a sobrevivir con nuestra guía

¿Estás harto de morir en 'Dark Souls 3'? Aprende a sobrevivir con nuestra guía

Etiquetas

Tras meses de espera y expectación 'Dark Souls 3' salió a la venta el pasado 12 de abril para PS4, Xbox One y PC. Si sois aficionados a los juegos de From Software ya sabréis qué esperar de este y cómo desenvolveros en él para no desistir en las primeras horas. Pero si sois nuevos en esto de los 'Soulsborne' quizá os eche para atrás el miedo a no pasar ni del primer enemigo, así que no os preocupéis porque desde lainformacion.com os hemos preparado una detallada guía para que os hagáis una idea de las características de las distintas clases, el combate y las almas y podáis empezar vuestra aventura en Lothric con buen pie.

Antes de empezar, recordad que en 'Dark Souls 3' vais a morir, pues esa es la mecánica principal de la saga y, al empezar, es posible que lo hagáis mucho. Esta será vuestra única manera de aprender y haciéndolo, empezaréis a controlar a los enemigos y a saber cómo y cuándo atacarlos.

Lo primero que tendréis que hacer en el juego es crearos una clase, pero para esto deberéis tener en cuenta un montón de parámetros y estilos de combate, dependiendo de cómo queráis jugar, así que antes de pasar a detallaros las clases, os hablaremos primero del combate, los tipos de armas y de armaduras.

Combate

El combate en este tipo de juegos está pensado como una recreación realista de una batalla, de modo que uno o dos golpes podrán ser mortales, bloquear conlleva un esfuerzo y a pesar de todo podrán haceros daño, pelear con armas pesadas cansa mucho... Desde luego aquí no estamos hablando de 'God of War' y es mejor tomarse un tiempo y recapacitar antes de cada pelea. Observar los movimientos enemigos, aprender a ser cautos y pacientes para golpear en el momento más adecuado y saber bloquear/esquivar es vital para obtener la victoria.

Contaréis con distintos tipos de armas que se comportan de manera diferente: hay armas ligeras que atacan más rápido que las pesadas y requieren de menos aguante, pero causan menos daño; hay alabardas y estoques largos que son útiles en lugares abiertos por su alcance pero pueden resultar inútiles en espacios cerrados... Todas las armas pueden mejorarse en el herrero usando Titanita y gemas que se recogen a lo largo de la aventura.

En cuanto a las armaduras deberéis tener en cuenta el peso, ya que afecta al movimiento y a la barra de aguante, por lo que lo apropiado sería mantener el equilibrio entre protección y movilidad. Una armadura ligera os facilitará los esquives y el movimiento, pero os protegerá menos, mientras que una pesada os hará menos maniobrables pero os ofrecerá más protección. Cabe destacar que en 'Dark Souls 3' ya no podremos mejorar las armaduras, con lo que aprender a intercambiarlas de cara a las diferentes situaciones será clave.

Personajes y clases

Teniendo todo esto en cuenta ya podréis empezar con la creación de vuestro personaje. Es posible personalizar totalmente (a largo plazo) cualquier tipo de personaje independientemente de la clase inicial. Pero si sois nuevos en esto, una elección apropiada podrá resultaros fundamental de cara a las primeras horas. Debéis tener en cuenta cómo queréis jugar: con un mago que ataque desde la distancia, un sigiloso pícaro que ataque por la espalda, un guerrero con un hacha en una mano y que lanza bolas de fuego por la otra...

Las posiblidades son casi infinitas, así que a continuación pasamos a contaros y a enseñaros en acción las características básicas de cada una de las 10 clases.

CABALLERO

Un caballero oscuro de poco renombre que se desplomó mientras viajaba. Recio, con una gran vitalidad y una armadura robusta.

El caballero va equipado con una espada y el mejor escudo que podréis encontrar al principio del juego. Cuenta con mucha vida y una armadura pesada de placas de acero. Posiblemente sea el personaje más equilibrado para empezar ya que tiene una muy buena relación movilidad-daño-defensa y cuenta con un equipamiento que no será reemplazado hasta muchas horas después del inicio.

HECHICERO

Un solitario que abandonó una academia formal para seguir investigando. Emplea magia de Almas con su gran inteligencia.

El hechicero es la clase pensada para los ataques a distancia. Utiliza un bastón de mago para lanzar gran cantidad de hechizos -aunque de inicio tendréis dos-, cuenta con una daga y un escudo ligero para los enfrentamientos cuerpo a cuerpo y como armadura lleva también una túnica de mago con bajo valor defensivo. Si estáis pensando en jugar desde la distancia esta es la clase perfecta.

GUERRERO

Descendiente de guerreros del norte famosos por su fuerza. Utiliza su elevada fuerza para blandir una pesada hacha.

El guerrero es una clase bastante parecida al caballero pero con los atributos algo más especializados. Porta un hacha verdaderamente grande que hace muchísimo daño y una especie de escudo vikingo que, unque no protege tanto como el del caballero, también es bastante bueno. Cuenta con mas vida que el caballero, su armadura es más ligera y protege menos pero su arma hace más daño. También puede ser una opción a tener en cuenta, pero tendréis que moveros más que con el caballero.

LADRÓN

Un vulgar ladrón y un lamentable desestor. Porta una daga para atacar por la espalda y un arco de origen militar.

El ladrón es una de las clases más diferentes de 'Dark Souls 3'. Está especializado en el sigilo y en atacar por la espalda, además es la única clase que tiene como arma secundaria un arco de inicio. Su armadura es muy ligera y protege muy poco y su arma es una cuchilla que ataca muy rápido pero hace poco daño, por lo que es una clase pensada para atacar una o dos veces y no parar de moverse en todo el combate. Es muy rápido, pero si os alcanzan os harán muchísimo daño. Si decidís empezar con este personaje es más que probable que al principio muráis mucho, pero cuando aprendáis a dominarlo es una de las clases más divertidas.

CLÉRIGO

Clérigo ambulante que se derrumbo a causa del agotamiento. Canaliza una fe elevada para lanzar muchos y variados milagros.

El clérigo también es parecido al caballero, aunque cuenta con un hechizo de sanación por si se ve en problemas. Cuenta con una maza que es bastante rápida y hace un daño considerable -aunque no tanto como el hacha del guerrero- y un escudo con unos valores de defensa medios. En el combate de 'Dark Souls 3' la única manera de curarse es utilizando frascos de estus -además de los anecdóticos consumibles de un solo uso- por lo que su hechizo de curación puede ser una buena opción siempre que tengáis el tiempo suficiente para hacerlo.

HERALDO

Un antiguo heraldo que viaja para terminar una misión inconclusa. Porta una lanza robusta y emplea un milagro restaurador.

El clérigo también es parecido al caballero, aunque cuenta con un hechizo de sanación por si se ve en problemas. Cuenta con una maza que es bastante rápida y hace un daño considerable -aunque no tanto como el hacha del guerrero- y un escudo con unos valores de defensa medios. En el combate de 'Dark Souls 3' la única manera de curarse es utilizando frascos de estus -además de los anecdóticos consumibles de un solo uso- por lo que su hechizo de curación puede ser una buena opción siempre que tengáis el tiempo suficiente para hacerlo.

ASESINO

Un asesino que acecha a sus víctimas desde las sombras. Combina hechizos de asesinato con una espada de estocada.

El asesino está pensado para ser como el heraldo pero más rápido. Utiliza una espada de estoque larga -con lo que también tiene gran alcance-, y un escudo ligero en la otra mano que no le protege mucho. Unido a su armadura ligera hace que sea un personaje muy rápido pero poco resistente, como le ocurre al ladrón, pero haciendo bastante más daño.

MERCENARIO

Un mercenario y veterano del campo de batalla. Su elevada destreza le permite blandir con maestría dos cimitarras.

El mercenario es otra clase también bastante diferente y complicada de dominar. Posee una gran destreza, lo que le permite utilizar un arma en cada mano, convirtiéndose en el personaje con el ataque más rápido. Usa un escudo de protección media y dos cimitarras, pudiendo alternar el uso de cimitarra/escudo o cimitarra/cimitarra. Cuenta con una armadura de protección media y sus ataques no hacen mucho daño, pero puede atacar muchas veces antes de tener que recuperarse. Es el personaje más divertido de utilizar y posiblemente también el más difícil.

PIROMÁNTICO

Piromántico de una región remota que manipula las llamas. También es un experto luchador que porta un hacha de mano.

El piromántico también es una de las mejores opciones si sois principiantes. En esencia, esta clase es igual que el guerrero, utiliza un hacha de mano -que hace menos daño- y un escudo de protección media. Pero la verdadera gracia de este personaje es que es muy hábil con magias de fuego -de ahí su nombre- pudiendo lanzar bolas de fuego -un hechizo poderosísimo que se puede conseguir con el juego ya avanzado- desde el principio de la aventura. Un personaje muy bueno tanto en el cuerpo a cuerpo como en la distancia.

MARGINADO

Desnudo y de origen desconocido. O fue un necio inconmensurable en vida o le arrebataron todo al ser enterrado.

A simple vista el marginado parece el peor personaje para empezar y, de hecho, si sois principiantes no deberíais acercaros a él. No tiene armadura, más allá de un calzón raído que apenas se le sostiene en la cintura, y tampoco cuenta con armas, a parte de una cachiporra y un escudo hecho con tablones que no le protege prácticamente nada. La peculiaridad que tiene esta clase es que tiene sus estadísticas a 0, permitiendo una personalización máxima de las estadísticas desde el minuto uno.

Subida de nivel

Teniendo en cuenta todo esto ya solo queda hablaros de las almas y la subida de nivel. Como ya sabéis -o tal vez no- a lo largo de la aventura podremos subir de nivel nuestro personaje, pero para ello necesitaréis almas. Estas almas las sueltan los enemigos al morir o se pueden encontrar en cadáveres y objetos escondidos por los escenarios. Gastando un determinado número de estas almas (a mayor nivel, mayor coste) podremos potenciar un punto del atributo que queramos de nuestro personaje, aumentando permanentemente un nivel de dicho personaje.

Pero tendréis que tener cuidado, ya que al morir perderéis las almas y se quedarán en un charco donde habéis muerto. Cuando volváis a aparecer tendréis una segunda oportunidad para ir a recuperarlas, pero deberéis ser cautos, puesto que si volvéis a morir, las almas se perderán para siempre. Y creednos cuando os decimos que en esta industria pocas cosas dan más rabia que perder las almas si se tienen muchas acumuladas.

Como habéis visto esta solo ha sido una pequeña guía para que comprendáis un poco mejor los fundamentos de este complejo juego. Pero para convertiros en unos verdaderos guerreros capaces de volver a prender la llama, deberéis adentraros en Lohtric y morir una y otra vez a manos de los mil y un peligros que os encontraréis, pues solo así lograréis los conocimientos y la experiencia necesarios para conseguir la gloria.