Esteve lanza el proyecto 'Latidos que suman' para que médicos y farmacéuticos ayuden a salvar vidas


MADRID|
Esteve lanza el proyecto 'Latidos que suman' para que médicos y farmacéuticos ayuden a salvar vidas

Esteve lanza el proyecto 'Latidos que suman' para que médicos y farmacéuticos ayuden a salvar vidas MADRID | EUROPA PRESS

Esteve, en colaboración con la Asociación España Salud, ha puesto en marcha el proyecto solidario 'Latidos que suman', con el objetivo de que médicos y farmacéuticos ayuden a salvar vidas al mismo tiempo que se promueven hábitos de vida saludables. Para ello, deberán recorrer 70.000 kilómetros para obtener 20 desfibriladores.

"Esteve, firme a su compromiso con la salud y la calidad de vida, ha impulsado esta iniciativa para fomentar hábitos de vida cardiosaludables entre los profesionales sanitarios y vincular este reto a una causa social: aumentar el número de desfibriladores instalados", ha explicado la responsable de RSC de Esteve, Mireia Marimon.

Y es que, según ha comentado el presidente de la Asociación España Salud, Josep Brugada, España está "muy alejado" de las cifras de otros países de la Unión Europea. "Si al lado de cada extintor hubiera un desfibrilador y personal con conocimientos mínimos de reanimación, podrían salvarse 4.500 vidas al año", ha señalado.

De hecho, la muerte súbita causa en España entre 40.000 y 45.000 muertes al año, 18 veces más que los accidentes de circulación. Sólo en 2015, hubo más de 70.000 ingresos hospitalarios debidos a un episodio de muerte súbita en nuestro país".

"Es muy difícil de prever. La principal dificultad es identificar a pacientes con alto riesgo. Y, además, las probabilidades de sobrevivir a un episodio de muerte súbita se reducen en un 10 por ciento por cada minuto que pasa", ha comentado.

Por todo ello, los expertos han insistido en la necesidad de aumentar el número de desfibriladores, especialmente en lugares con alta afluencia de población, como aeropuertos, estaciones de tren, centros comerciales, mercados, instalaciones deportivas.

"Es importante controlar los factores de riesgo cardiovascular, como la presión arterial, el tabaquismo, el sobrepeso y la obesidad o la diabetes, entre otros. Pero también es crucial aumentar el número de desfibriladores de acceso público. Para una persona que padezca un episodio de este tipo, un minuto puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte", han zanjado.