Conducción autónoma y nuevas tecnologías, prioridades en la hoja de ruta de Euro NCAP para 2025


FRANKFURT (ALEMANIA)|

La autoridad independiente que evalúa la seguridad de los vehículos nuevos en Europa, Euro NCAP, ha publicado su hoja de ruta para 2025, con la conducción autónoma y las nuevas tecnologías que incorporan de serie algunos modelos como los principales factores a evaluar.

Presentado el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, el documento recoge por primera vez la revolución tecnológica y los cambios en la movilidad que está empezando a experimentar la industria automotriz, por lo que el organismo se ha marcado como objetivo ofrecer "claridad y confianza" a los consumidores.

Para ello, la autoridad independiente europea destacó que será importante dar a conocer los beneficios de la conducción autónoma, al tiempo que se asegura su funcionamiento plenamente.

En este sentido, Euro NCAP resaltó que pondrá a prueba a los fabricantes de vehículos para que estos ofrezcan en sus vehículos --de todos los segmentos y en todos los países-- la mejor tecnología posible de serie.

Asimismo, destacó que ya no solo será importante proteger a los integrantes del vehículo, sino que también será necesario establecer unas pautas para respaldar a los usuarios más vulnerables de la carretera.

GUÍA "CLARA E IMPARCIAL" SOBRE LAS TECNOLOGÍAS EMERGENTES.

El presidente del organismo, Pierre Castaing, subrayó que las calificaciones que reciben los vehículos en las pruebas de seguridad son un "aspecto clave" para los consumidores a la hora de tomar su decisión de compra, del modo que una función "vital" de Euro NCAP será ofrecer una guía "clara e imparcial" sobre las tecnologías emergentes y cada vez más automatizadas.

Por su parte, el secretario general de Euro NCAP, Michiel van Ratingen, explicó que los potenciales beneficios en la seguridad de la conducción autónoma son "enormes". "Si podemos eliminar el error humano, tenemos que ver cómo desciende el número de víctimas en carretera, aunque hay mucha expectación y malentendidos sobre un mundo en el que los coches puedan conducir por ellos mismos", apuntó.

"Nuestra función será la de proporcionar información clara a los consumidores sobre el nivel de conducción autónoma de un coche y sobre su seguridad. Todo un reto, pero esencial. Euro NCAP debe continuar presionando a los fabricantes para que incluyan mejoras en sus coches y proporcionen información significativa a los compradores", concluyó.

En cuanto a protocolos, Euro NCAP anunció que comenzará a evaluar por primera vez un nuevo nivel de seguridad terciario, en el que se incluyen rescate, extracción y seguridad desde 2020 y la detección de presencia de niños desde 2022.

Por otro lado, en relación al nivel primario, el organismo comenzará a estudiar el monitoreo del conductor, en 2020; el sistema de detención automático de emergencia, en 2020 y 2022; el sistema autónomo de frenada, en 2020 y 2022, y el intercambio de datos entre vehículos e infraestructuras, en 2024.

Por último, en el nivel secundario introducirá la protección para el latigazo cervical, en 2020, y la seguridad peatonal y del ciclista, en 2022.