La NASA descubre gigantescas torres de hielo de 500 metros en Plutón


  • Es la primera vez que se ha encontrado este fenómeno en cualquier parte del Sistema Solar que no sea en la Tierra.

  • Los penitentes están formados por la erosión, donde el hielo se sublima en condiciones frías, convirtiéndose en vapor de agua directamente, en lugar de fundirse en un líquido.

Un hallazgo sorprendente de la NASA.

Un hallazgo sorprendente de la NASA.

La sonda espacial New Horizons de la NASA tardó casi una década en recorrer el Sistema Solar para el histórico vuelo de Plutón en 2015, y cuando llegó allí descubrió torres de hielo impresionantes que llegaban a los 500 metros de altura.

Te puede interesar:Hace diez años que Plutón perdió la categoría de planeta

Esta es la primera vez que se ha encontrado este fenómeno en cualquier parte del Sistema Solar que no sea en la Tierra, y ahora, un nuevo análisis de esas crestas ha identificado el proceso atmosférico que les causó la formación.

Te puede interesar:Plutón pintó de rojo el polo norte de su luna Caronte

New Horizons sobrevoló en julio de 2015 la denomina región Tortarus Dorsa de Plutón. Las crestas se llaman penitentes y se pueden encontrar en las alturas en la tierra, tomando la forma de torres (o láminas) de la nieve endurecida o del hielo, todos inclinados juntos en la dirección general del sol.

Las formaciones obtienen su nombre del acto de ser penitente -como su aspecto se asemeja a una congregación de personas arrodilladas en penitencia- y ahora, gracias a la investigación dirigida por el ingeniero John Moores de la Universidad de York en Canadá, surge la primera evidencia de ellas Ocurriendo en algún lugar que no sea la Tierra.

Cuando la NASA analizó por primera vez las imágenes de la torre que estaba recibiendo de New Horizons, quedó claro que los investigadores no sabían cómo interpretar esas formaciones. En un primer momento, las llamaron 'patrones intrincados pero desconcertantes de crestas azul grisáceas y material rojizo entre medio'.

Esa falta de familiaridad no es tan sorprendente cuando se considera que las crestas de hielo de Plutón son torres masivas de hasta 500 metros de altura - lo que las convierte en tan altas como las versiones vinculadas a la Tierra, que por lo general sólo se extienden alrededor de un metro verticalmente).

Pero cuando Moores y su equipo modelaron las condiciones atmosféricas de Plutón, las simulaciones reprodujeron las penitentes cuando New Horizons las documentó, lo que podría ayudarnos a entender por qué no hemos observado que estas torres se formaran en otras partes del Sistema Solar.

"La identificación de las crestas de Tártaro Dorsa como penitentes sugiere que la presencia de una atmósfera es necesaria para la formación de penitentes, lo que explicaría por qué no se han visto previamente en otros satélites helados o enanos planetas enanos", ha explicado Moores.

"Pero las diferencias exóticas en el medio ambiente dan lugar a características con escalas muy diferentes". En el caso de Plutón, la temperatura es mucho más fría que en la Tierra, y la atmósfera es mucho más delgada, pero los mismos principios físicos se aplican.

Los penitentes están formados por la erosión, donde el hielo se sublima en condiciones muy frías, convirtiéndose en vapor de agua directamente, en lugar de fundirse en un líquido.