ÚLTIMA HORA DE LOS ATENTADOS: La célula terrorista de Cataluña estaría formada por 12 yihadistas

Semáforos en el suelo para salvar a los adictos al teléfono móvil


Semáforos en el suelo de la ciudad de Bodegraven

Semáforos en el suelo de la ciudad de Bodegraven

La adicción a la telefonía móvil es un hecho. Cada vez es más habitual que se detecten casos de dolor cervical entre las personas que están continuamente pendientes de su teléfono, con la cabeza inclinada y la mirada fija en la pantalla. Sin embargo, ésta adicción puede derivar en problemas de mayor envergadura si no se tiene cuidado cuando se camina por la calle.

Por ello y para evitar percances, como podrían ser atropellos de los más despistados, en la ciudad de Bodegraven, en Países Bajos, están probando semáforos de luz en el suelo. Los adictos a WhatsApp y demás redes sociales pueden caminar tranquilos.

Se trata de indicadores con una tira de LED incrustados en la acera para que pueda verse si se puede o no cruzar sin necesidad de levantar la vista del suelo. Las luces se encienden en rojo o verde en sincronía con los semáforos y funcionarían de noche y de día para alertar a los peatones, explica HIG Traffic Systems, la empresa encargada.

"La gente se distrae cada vez más con el smartphone", explica el concejal del municipio Bodegraven-Reeuwijk, Kees Oskamn. "La atracción de redes sociales, juegos, WhatsApp y la música es muy grande y se produce a expensas de la atención al tráfico. Como gobierno, no podemos invertir esta tendencia pero podemos anticiparnos a ella", explica Oskamn.

No es la primera ciudad que opta por este tipo de medidas. Ya en Augsburgo (Alemania) colocaron el año pasado semáforos en el suelo para que los peatones no tuvieran que levantar los ojos de la pantalla.