Los niveles de CO2 podrían alcanzar los del Triásico en los próximos 100 años


lainformacion.com|
  • Un estudio de la Universidad de Southampton asegura que en el siglo XXIII las temperaturas podrían ser similares a las que se dieron hace 420 millones de años.

  • Desde la revolución industrial, hace unos 150 años, las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero han aumentado de 280 ppm a casi 405 ppm.

Los niveles de CO2 podrían alcanzar los del Triásico en los próximos 100 años

Los niveles de CO2 podrían alcanzar los del Triásico en los próximos 100 años

Las concentraciones de dióxido de carbono en los próximos 100 años podría alcanzar niveles similares a las que se registraron en el periodo Triásico, hace 200 millones de año.

Así consta en una investigación elaborada por la Universidad de Southampton (Reino Unido) y que ha publicado Nature Communications. El estudio, en el que se han recopilado 1.200 registros de concentraciones de C02, recoge que las temperaturas que se registren entre los próximos 100 y 200 años serán las más elevadas desde hace 200 millones y que en el siglo XXIII las temperaturas podrían ser similares a las que se dieron hace 420 millones de años.

Desde la revolución industrial, hace unos 150 años, las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero han aumentado de 280 ppm a casi 405 ppm cuando se midió el año pasado. Si esta tendencia continúa, podríamos ver los niveles de CO2 a 2000 ppm para el año 2250, los mismos que en la era Triásica.

Te puede interesar: Desconcierto entre los científicos porque no hay CO2 en el Marte con agua líquida

Los investigadores examinaron datos publicados sobre plantas fosilizadas, la composición isotópica del carbono en suelos y océanos y la composición isotópica de boro de conchas fósiles. El autor del estudio, Gavin Foster, profesor de Geoquímica Isotópica en la Universidad de Southampton, explica: "No podemos medir directamente las concentraciones de CO2 de millones de años atrás y para realizar el estudio nos hemos basado en variables indirectas en el registro de rocas".

El dióxido de carbono es un potente gas de efecto invernadero y en los últimos 150 años el uso de combustibles fósiles por parte de la humanidad ha aumentado su concentración atmosférica desde 280 ppm en la era de la preindustrialización a casi 405 ppm en 2016. Sin embargo, no es sólo el CO2 el que determina el clima de nuestro planeta, sino que, en última instancia son determinnates la fuerza del efecto invernadero y la cantidad de luz solar. Los cambios en cualquiera de los parámetros son capaces de forzar el cambio climático.