Dos tercios de los conductores españoles no se imaginan en un coche autónomo


MADRID|

Dos de cada tres conductores españoles no se imaginan siendo transportados por un vehículo autónomo, aunque un 30% de ellos no descarta cambiar de idea en el futuro respecto a este tipo de movilidad, según el II Informe 'Españoles ante la Nueva Movilidad'.

El documento ha sido elaborado por el Centro de Demoscopia de Movilidad, compuesto por PONS Seguridad Vial, la revista Autofácil, el portal LaInformacion.com y la plataforma 'online' de vehículos AutoScout24.

El estudio indica que el 34% de los conductores sí está dispuesto a ser llevado por un vehículo autónomo, mientras que el 90% de los usuarios españoles considera necesario que se ofrezca mayor información tecnológica a los conductores para poder manejar el vehículo, debido al alto contenido en tecnología que incorporan los nuevos modelos.

Los conductores nacionales resaltan esta necesidad de formación tecnológica y apuntan que la llegada del vehículo autónomo requerirá un cambio completo en la información y en la educación que reciben los conductores.

Así, el 28,5% de los jóvenes de entre 18 y 25 años manifiesta un total rechazo a dejar de conducir y a que el vehículo funcione de forma autónoma, frente al 10% contabilizado entre los adultos de entre 55 y 64 años.

NO HAY RECHAZO A LA TECNOLOGÍA.

Según el informe, los españoles no demuestran un rechazo a la tecnología en el vehículo, puesto que ocho de cada diez encuestados afirman que utilizan de forma frecuente todos los dispositivos de su automóvil, aunque hasta un 76% opina que son las marcas y los concesionarios los que deben formar en tecnología a los usuarios.

Sin embargo, el 25% de los conductores defiende que los centros de posventa son los que deben asumir dicha responsabilidad formativa y el 20% opina que deben ser las autoescuelas, frente al 15% que cree que lo debería hacer la Dirección General de Tráfico (DGT).

Por otro lado, el 70% de los conductores considera necesario refrescar cada cierto tiempo sus conocimientos sobre conducción. En esta línea, un 30% de los conductores con permiso desde hace diez años cree que ahora no lo aprobaría.

Ante estos datos, la directora general de PONS Seguridad Vial, Shara Martín, recordó que la DGT ha manifestado su intención de habilitar la posibilidad de examinarse del permiso de conducir con un coche con aparcamiento asistido, mientras que Juan Hernández Luike, de Autofácil, afirmó que el horizonte del automóvil parece que es el coche autónomo, aunque, de momento, genera más dudas que deseo de montar en uno.

"Mucho se habla del papel de los concesionarios, que seguirán haciendo lo que hacen, vender principalmente, pero deberán asumir, además, un rol tecnológico. Por un lado, prescriptor, qué coche tecnológicamente hablando se adapta a mis necesidades; e instructor, cómo funciona esa tecnología que incorpora", explicó el director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas.