La inteligente respuesta de Pablo Iglesias sobre la Navidad, el belén y los villancicos


  • “Me encanta la Navidad”, ha dicho Pablo Iglesias, que confiesa poner belén y árbol estos días, y cantar villancicos en familia.

  • Cabría preguntar al líder de Podemos por qué cree que tantas personas identifican a Podemos con un frenesí antirreligioso de proporciones jacobinas.

Iglesias se pone más guapo para Vanity Fair que para ver al Rey

Iglesias se pone más guapo para Vanity Fair que para ver al Rey

¿Quién ha dicho que Podemos está en contra de la presencia de lo religioso en la sociedad? Las mismas declaraciones de su líder desmienten esta postura: “Siempre me ha encantado la Navidad y los villancicos. De verdad, me gusta mucho”. Confiesa que en su casa pone el Belén, el árbol, y canta villancicos en familia. 

¿Alguien se extraña de esta sinceridad? Hombre… reconozco que yo un poco sí. Teniendo en cuenta que Pablo Iglesias, al igual que buena parte de sus seguidores, ha hecho de la crítica a la religión, en especial la católica, un rasgo distintivo de su acción política, quizá resulte algo chocante.

El mismo Iglesias se explica su respuesta en la corta entrevista que ha publicado El Mundo: “Para mí la Navidad es algo cultural, independientemente de que uno sea creyente o no. Como cultura, de mi país y de nuestra cultura cristiana, me entusiasma”.

¡Qué respuesta más sabia, ponderada y certera del secretario general de Podemos!: la Navidad tiene un valioso componente cultural.

Ahora bien: las culturas cambian con las transformaciones sociales y el paso de los siglos. Las ricas liturgias que adornaron el culto a deidades como Zeus, Marte, Quetzalcoatl, Juno o Viracocha han desaparecido de la vida de los hombres para convertirse en meros objetos de estudio para historiadores. ¿Por qué, sin embargo, ha persistido por siglos la tradición de celebrar la Navidad, en honor y gloria de una humilde familia judía que vivió en el siglo I en un rincón perdido del imperio romano? ¿Qué tiene de valioso para la sociedad la Navidad cristiana?

Impacto colosal

Supongo que a Iglesias y a muchos no-creyentes como él le pasa con María, José y Jesús lo mismo que a mí: verlos ahí, en un establo, inermes, inocentes... hace que uno quede maravillado con la fuerza de la humildad. La discreción con que transcurrió aquel acontecimiento que recordamos cada año choca con el impacto colosal que han tenido las vidas de sus protagonistas en el curso de la Historia.

El nacimiento de Jesús pasó prácticamente desapercibido en su época. El nacimiento de Jesús pasó prácticamente desapercibido en su época.

El nacimiento de Jesús pasó prácticamente desapercibido en su época. L.I.

En efecto: los tres personajes de Belén no fueron lo que se dice bien tratados por la Humanidad. Sufrieron persecución, exilio, privaciones y, en el caso del Niño, una muerte ignominiosa y crudelísima en extremo. Sin embargo, dejaron valores que pocas personas, incluyendo las ateas, se han atrevido a cuestionar: amor, sacrificio, humildad, fortaleza, paz, compasión, generosidad, pureza…

De ahí que, oh paradoja, a lo largo de la Historia no se conocen muchas personas más veneradas en todo el mundo que ellos tres. Los días de Navidad, al igual que los de Semana Santa y otras festividades, nos lo recuerdan cada año.

Todo esto explica, en mi opinión, el ‘buen rollo’ que transmite la Navidad y que Pablo Iglesias ha reflejado con sencillez en sus declaraciones. O como este cartel que su partido colocó en pleno Paseo de la Castellana por estas fechas hace un año, en plena campaña electoral del 20D.

El partido Podemos felicitó la Navidad a los madrileños en 2015 con un cartel colocado en una pasarela del Paseo de la Castellana El partido Podemos felicitó la Navidad a los madrileños en 2015 con un cartel colocado en una pasarela del Paseo de la Castellana

El partido Podemos felicitó la Navidad a los madrileños en 2015 con un cartel colocado en una pasarela del Paseo de la Castellana José González

Me quedo con ganas de preguntarle por qué cree que tantas personas identifican a Podemos y su entorno con un frenesí antirreligioso de proporciones jacobinas. Me pregunto por qué Podemos -si es verdad que Jesús, María y José "molan tanto"- muestra tanto interés en borrar sus imágenes de la vida pública. 

Y también me pregunto si, a juicio del secretario general de Podemos, la idea de irrumpir en una capilla para desnudarse en su interior fue tan oportuna como él pensó en su momento.

Dicho lo cual, feliz Navidad a Pablo Iglesias, a Podemos, y a todos los hombres con educación y sentido común. Y para el resto... también. ;-)

Sigue @martinalgarra