Lunes, 17.02.2020 - 11:27 h
Un billón de toneladas y 160 km

El iceberg más grande del mundo retoma su 'paseo' por las corrientes oceánicas

La plataforma helada A68 ha reanudado su marcha con mayor velocidad, en un año en el que el hielo de la Antártida registra mínimos históricos.

Iceberg A68
El iceberg más grande del mundo retoma su 'paseo' por las corrientes oceánicas / Europa Press

El iceberg A68, el bloque de hielo más grande del mundo, ha retomado su marcha por las corrientes oceánicas después de pasar un año atascado en una zona poco profunda. En 2019, la Antártida ha presentado la menor extensión de hielo de su historia, así que el movimiento de esta inmensa plataforma helada ha activado las alertas y llevado a los científicos a destinar dos naves espaciales para custodiar sus pasos.

El profesor Adrian Luckman ha detallado a la BBC que el iceberg pesa alrededor de un billón de toneladas y cuenta con 160 km de largo frente a sus escasos 200 metros de ancho, "una proporción semejante a la de una tarjeta de crédito, por lo que es sorprendente el poco desgaste que ha sufrido hasta ahora durante su viaje".  Una travesía que ha sido monitorizada, a través de los satélites Sentinel-1 de Europa, desde el principio.

Los satélites reflejan que el iceberg ha virado en las aguas del Mar de Weddell y se está desplazando hacia el norte a lo largo de la península de la Antártida. A mediados de 2018, quedó atrapado en una zona de escasa profundidad en la que había permanecido hasta ahora, por lo que se ganó el apelativo de 'la isla de hielo más grande del mundo'. Ahora, ha retomado su marcha y ganado velocidad. 

El hielo de la Antártida bajo mínimos

La extensión de la capa de hielo de la Antártida el pasado mayo fue la más baja desde que se tienen registros, según advirtió la portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Clare Nullis.

El  deshielo del Continente Blanco se acentuó a partir de 2014, cuando, tras más de 30 años de incremento, se observó una disminución de la capa helada sin precedentes desde que existen los satélites. En tres años se perdió una extensión de hielo equivalente a la superficie de Mongolia: se pasó de 17,41 millones de kilómetros cuadrados en 2014 a unos 16 millones en 2017.

Los modelos climáticos predicen que la capa de hielo seguirá disminuyendo según aumenta la emisión de gases de efecto invernadero (causantes de la emergencia climática) y se espera que la Antártida perderá un tercio de su superficie helada total a finales de este siglo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING