Explica por qué no le gusta

Obregón se refugia en Semana Santa: "Te echo insoportablemente de menos"

Aunque la actriz ha intentado mostrar la mejor de sus sonrisas en cada una de sus apariciones públicas desde la pérdida de su hijo, sigue recluida en su casa donde ha encontrado el refugio perfecto.

Ana Obregón en un momento de emoción
Ana Obregón en un momento de emoción durante las campanadas de este 2021.
RTVE

Intentando recomponer poco a poco los pedazos en los que se rompió su vida tras el fallecimiento de su hijo Áless Lequio, Ana Obregón se enfrenta a una fecha especialmente complicada para ella, la Semana Santa. Aunque la actriz ha intentado mostrar la mejor de sus sonrisas en cada una de sus apariciones públicas desde la pérdida de su hijo, Ana sigue recluida en su domicilio donde ha encontrado el refugio perfecto para sanar sus heridas.

En esta ocasión la actriz ha vuelto a recurrir a las redes sociales para compartir con sus seguidores qué significa para ella la Semana Santa y cómo afronta estos días. "No me gusta la Semana Santa. Recuerdos que me rompen aún más por dentro. Hace 3 año te diagnosticaron cáncer y el año pasado en el hospital me diste la lección de vida y amor más dura que nadie pueda imaginar" comienza explicando Ana en su publicación.

Aunque Ana ha decidido poner todas sus fuerzas en la creación de una nueva Fundación con el nombre de su hijo para ayudar a todas las personas que están pasando por su misma situación, la actriz reconoce que el tiempo tiene que seguir sanando sus heridas. "Dicen que la cicatriz es el lugar por donde entra la luz. Me imagino que algún día mi corazón, cuando deje de sangrar lágrimas, cicatrizará y ese día renaceré llena de tu luz. Mientras tanto leo, medito, me desmaquillo la cara y el alma y te echo insoportablemente de menos. Pero tengo las fuerzas suficientes para desearos (a pesar de todo lo que estamos viviendo) una Semana Santa llena de amor y salud".

Mostrar comentarios