Lunes, 20.11.2017 - 05:32 h

Laura Fernández construye un mundo lleno de humor en su nueva novela 'Connerland'

"Aceptemos nuestras ridiculeces y presumamos de ellas", sugiere

Laura Fernández construye un mundo lleno de humor en su nueva novela 'Connerland'

La periodista y escritora barcelonesa Laura Fernández ha construido un mundo de humor y aceptación de uno mismo en su cuarta novela 'Connerland' (Penguin Random House), ha relatado en una entrevista de Europa Press.

'Connerland' narra la historia del escritor de ciencia ficción Voss Van Conner, cuya carrera despega el día que muere electrocutado con un secador de pelo, y su muerte será la excusa para que un editor importante quiera convertirlo en oro, para que su mujer admita que estaba a punto de dejarlo y para que su mejor amiga pierda los papeles.

El humor es su marca personal: "Me gusta reírme de los personajes, de mí y de las situaciones, pasármelo bien todo el rato", y ha asegurado que todos los caracteres tienen algo de ridículo, como un hombre con mucho peso que lee revistas de adolescentes.

Estos personajes, no obstante, aceptan y se enorgullecen de su ridiculez: "Ésta es mi vida. Soy ridícula. Aceptemos nuestras ridiculeces y presumamos de ellas".

"El humor es lo que te convierte en alguien invencible", ha explicado la escritora, que considera que si uno se ríe primero de sí mismo, nada puede dañarle porque funciona como una armadura, en un mecanismo que les funciona a los personajes en las novelas.

La escritora ha explicado que ella es así desde el patio del colegio, siendo muy consciente de que "los defectos convierten a cada uno en lo que es".

Esta novela ha sido también un homenaje a los autores que le han ayudado a publicar cuatro novelas: "Ojalá no hubieran muerto y se hubieran ido a vivir a uno de estos sitios que ellos han creado", mereciéndose una especie de indulto.

LIBROS CONTRA LA SOLEDAD

La soledad es también uno de los temas de la novela, y explica: "He sido hija única y los libros han sido buenos amigos", ya que ha crecido leyendo.

"Me he ido a otros sitios sin salir de casa", ha añadido la autora, que incluye una reflexión sobre la literatura realista, que trata de darle sentido a un mundo que no lo tiene, ha dicho.

"Digo todo lo que quiero sobre lo que significa para mí la escritura y la literatura, y sobre el consuelo que te puede dar la lectura, y felicidad".

En las páginas de 'Connerland', Fernández reivindica la herencia de su educación sentimental: las novelas de Stephen King, películas de ciencia ficción, comedias como 'Cariño, he encogido a los niños', 'Gremlins' y 'Roger Rabbit'.

"Los que hacían esas películas se reían también de sí mismos, como padres y como niños que no querían crecer", ha dicho la escritora en una reivindicación de estos creadores.

"'Roger Rabbit' me marcó muchísimo y es el epicentro de todo lo que hago: darle a lo que son dibujos animados una vida adulta de mierda", ha explicado la autora.

Ha lamentado que aunque el cinematográfico conejo Roger solo quería hacer reír a la gente, se encontraba con la tragedia a su alrededor: "Esto me pegó una hostia que con el tiempo ha acabado volviendo, con personajes que son muñecos", que le sirven para tratar del fracaso, que atraviesa la novela.

Ahora en portada

Comentarios