Domingo, 19.11.2017 - 08:21 h

Gerente del Palma Arena asegura que cuando se marchó Schürmann "se miró por Internet a ver si aparecía alguien"

Asegura que "fueron unas semanas caóticas" y que los únicos que sabían "por dónde iban los tiros" era los hermanos García-Ruíz

Gerente del Palma Arena asegura que cuando se marchó Schürmann "se miró por Internet a ver si aparecía alguien"

El gerente del Palma Arena, Jorge Moises, ha asegurado este jueves que, tras la marcha del arquitecto alemán Ralph Schürmann de la construcción del velódromo del Palma Arena, se produjeron "unas semanas absolutamente caóticas" y que, en relación a la construcción de la pista, "se miró por Internet a ver si aparecía alguien".

Así lo ha dicho durante su declaración en el juicio, que comenzó este lunes en la Sala Primera de la Audiencia Provincial de Palma, sobre la presunta contratación irregular de los arquitectos del Palma Arena, una infraestructura que acabó costando 110 millones de euros, el doble de la cantidad inicialmente presupuestada.

Moises ha llegado a decir que "la situación no era un plato de buen gusto" y que cuando se le comunicó a la Unión Ciclista Internacional (UCI) que Schürmann ya no participaba, "esta no propuso a un sustituto" y se tuvo que mirar por Internet. Finalmente, se acabó contratando al arquitecto holandés Sander Douma. "Estábamos en crisis", ha dicho.

Sobre la construcción del resto de la infraestructura, ha asegurado que "los únicos que estaban en un proyecto que ya está en marcha -el propio Palma Arena- o por lo menos sabían por dónde iban los tiros eran los hermanos García-Ruíz.

Además, ha negado haber impuesto -en la redacción del contrato con el despacho de los García-Ruíz, GR1- que se hicieran cargo de los gastos genéricos y ha afirmado que fue la junta rectora "sin discrepancia" quien tomó la decisión de contratar con GR1.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios