Martes, 17.10.2017 - 10:25 h

Las claves para entender la simbología de la Sagrada Familia

¿Cómo concibió Antoni Gaudí el templo? ¿Qué se le pasó por la cabeza? El arquitecto fue fiel al cristianismo en su diseño y decoración. Mil detalles atestiguan el valor simbólico de todo el edificio.

Claves para entender la simbología de la Sagrada Familia

La Sagrada Familia, la obra maestra de Antoni Gaudí, lleva en construcción desde el año 1882. De estilo modernista, aúna los elementos característicos del arquitecto con la simbología cristina. El decano de la Facultad de Teología de Barcelona, Armand Puig, ha desvelado las claves del Evangelio cristiano a través de sus elementos arquitectónicos y decorativos en su libro 'La Sagrada Familia según Gaudí'(Pòrtic) . Lainformacion.com ha hablado con él y nos ha hecho una breve interpretación de todos los símbolos y detalles que llenan este templo.

•    El Apocalipsis: La Sagrada Familia es la Nueva Jerusalén, aquella que va a venir al final de la historia. Gaudí se basó en el libro del Apocalipsis para toda la creación del templo. Podría decirse que Gaudí traduce en piedra lo que el libro del Apocalipsis traduce en letra.

•    La observación: Gaudí dice que la observación es clave para la comprensión y así las formas que  desarrolla arquitectónicamente son el resultado de la observación de la naturaleza aplicada a las Sagradas Escrituras. Sus modelos son el reino vegetal, el reino animal y el reino mineral.

•    El Reino vegetal: El mundo vegetal está presente en la Sagrada Familia sobre todo en el interior de la nave donde aparece una auténtica arboleda de columnas. Estas columnas están pensadas a imitación de los árboles. Además, en las cubiertas de la basílica Gaudí plasmó cestos con frutas. Estos cestos están en relación con los árboles y evocan lo que aparece en el libro del Apocalipsis. Justo hay doce cestos con frutas simulando las doce cosechas del año -una para cada mes- que habrá en la Nueva Jerusalén celestial.

Hay 36 árboles exentos -árboles columna-, es decir, que no están adosados al muro. Si sumamos los que están adosados hay 52 en total y cada año contiene 53 domingos. El último domingo es la Pascua, que no cuenta porque funciona al margen de todo.

•    El Reino animal: Hay animales por todas partes. Por ejemplo, tenemos el cordero, que representa a Cristo, y está muy presente en muy diversas partes, por ejemplo, en la cruz más alta del centro del crucero. Está también reflejado en la fachada de la Pasión.

En la fachada de la Natividad aparecen también diversos animales, todos "negativos": una serpiente con una manzana, dos tortugas y dos camaleones. Estas tres especies son anfibios y reptiles, y por tanto, representación del mal. También una paloma, que es el Espíritu Santo.

•    El Reino mineral: Aparece en las ventanas del interior en las que Gaudí pinta como cristales minerales. En la fachada de la Natividad, por ejemplo, pone montañas, las montañas de Monserrat. Pone también nieve, flores y animales pequeñitos. Le gusta que allí quede en piedra tal cual es la naturaleza.

•    El Reino del hombre: La escultura para Gaudí es reflejo de lo que es el hombre, y es muy naturalista. En la Pasión, sin embargo, hizo una cosa distinta, ya que allí las esculturas no tienen este aspecto, sino mucho más cúbico. Para Gaudí esta fachada tiene que ser la representación de la muerte de Cristo, él quería que todo fuera mucho más dramático, y entonces representó a Jesús en los huesos. Por eso hay seis columnas que suben de abajo a arriba: son seis grandes huesos con tendones y nervios y representan a Jesús en la cruz. Encima de éstos hay 18 más. En total 24 huesos, que es el número de costillas que tenemos.

Representa también a los ángeles sin alas porque les ve muy parecidos a los hombres. Los cuatro evangelistas también están representados.

•    Los números: La basílica tiene cinco naves. Estas naves tienen unas proporciones en relación constante con las cifras 7,5 y 12. Por ejemplo, la longitud de la Sagrada Familia es de 90 metros. 90 es el resultado de multiplicar 7,5 por 12. A partir de aquí sale un poco todo: el crucero tiene de longitud 60 metros, el resultado de multiplicar 7,5 por 8; la anchura del crucero son 30 metros, que es multiplicar 7,5 por 4; la altura de la nave central son 45 metros, que es 7,5 por 6; y el ábside tiene una altura de 75 metros, que es el resultado de 7,5 por  10. El 7,5 marca las medidas y el 12 las proporciones. El 12 es la simbología de los 12 apóstoles (a su vez número que representa las 12 tribus de Israel) y de los 12 meses del año.

 •   La geometría: Su arquitectura se basa en la geometría, de ahí la helicoide, la paraboide, la hipérbole… todo funciona con geometría. La paraboide se construye con dos líneas rectas hacia el infinito y una tercera línea que las une. Son Padre, Hijo y Espíritu Santo. Él descubre la mecánica del tres puesta dentro de la geometría y la pone en conexión con la Trinidad.

•    Otros:

- La estrella: es muy importante y termina en la torre de Santa María Virgen y está encima del Nacimiento. Es la estrella de Navidad y es cósmica.También aparecen las constelaciones.

- Las 18 torres: cada una tiene un nombre de Apóstol, son 12 y terminan con los atributos episcopales: una nitra, un báculo y con un anillo, y simbolizan la Iglesia y a sus sucesores, los obispos. Luego hay 6 torres más: Jesucristo, la Virgen y los cuatro evangelistas.

- Los pórticos: la Natividad es el pórtico de la lírica, el de la Pasión es el de la dramática, y el de la Gloria es el de la Épica porque es el del Juicio final.

- Dios en el trono: El trono son las cuatro columnas de los evangelios que se levantan hasta la bóveda. Son las cuatro patas del trono de Dios. Aparece de nuevo la simbología trinitaria: Padre, Hijo y Espíritu Santo, muy presente en todo momento en la Sagrada Familia.

Ahora en portada

Comentarios