Viernes, 06.12.2019 - 06:49 h

101 Fotos resumen la carrera de Steve McCurry, el fotógrafo de la niña afgana

Las cruzadas o la II Guerra Mundial son momentos históricos que le hubiera gustado captar con su cámara a Steve McCurry, el fotoperiodista que en 1984 concentró la esencia del conflicto afgano en la mirada de una huérfana refugiada de guerra de 12 años.

Santa Cruz de Tenerife, 13 mar.- Las cruzadas o la II Guerra Mundial son momentos históricos que le hubiera gustado captar con su cámara a Steve McCurry, el fotoperiodista que en 1984 concentró la esencia del conflicto afgano en la mirada de una huérfana refugiada de guerra de 12 años.

Esa imagen, que fue portada de National Geographic, y otras cien componen una retrospectiva sobre la obra de Steve McCurry, 101 retratos, escenas y paisajes que se pueden contemplar en la sede de CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife hasta el 29 de junio, y que ha presentado hoy el fotógrafo

Cuando en 2001 regresó a Afganistán para saber de aquella chica, McCurry encontró a una mujer de treinta años a quien le costó trabajo explicar que su imagen era famosa en todo el planeta y que había conseguido atraer la atención del mundo sobre su país.

"Nuestro trabajo es contar historias y, finalmente, tratar de que el mundo sea un poco mejor", resume con modestia McCurry -miembro de la agencia Magnum Photos y Medalla de Oro Robert Cappa- a la hora de explicar su trayectoria de casi cuatro décadas por escenarios de Afganistán, India, Pakistán, Yemen, Honduras o Mauritania, entre otros.

El fotógrafo, que nació en 1950, dejó su trabajo seguro en un periódico de su Filadelfia natal para empezar en 1978 su carrera de freelance en India, fascinado por la mezcla de gentes y de culturas.

Confiesa su amor por Asia, a donde ha viajado en 80 o 90 ocasiones y a donde vuelve tres o cuatro veces todos los años. Durante su estancia en Tenerife aprovecha para editar algunas fotos de su última visita a China.

Con la edad no se acomoda, sino que acumula más pasión y energía, más ganas de viajar y de conocer gentes y lugares, porque la vida es tan breve que es como un regalo que quiere aprovechar, explica.

Para McCurry, la vida cotidiana está tomada por la superficialidad, las personas piensan en cómo vestirse o cómo peinarse.

Pero "las cosas que de verdad importan" se ponen frente al foco de la cámara en momentos de crisis y conflictos, cuando aflora la muerte y la lucha por la vida, cuando uno se pregunta dónde están sus familiares y sus amigos o qué será de su casa.

El autor no siempre fotografía conflictos. En lugares como Mauritania o Perú simplemente deambula y explora calles y pueblos sin un plan determinado. "La clave es observar", asegura.

La fotografía más conocida de Steve McCurry es seguramente la de la refugiada afgana de doce años, una imagen que fue tomada en una mañana cualquiera, sin nada especial, en la que de pronto vio a esa chica increíble de ojos fascinantes.

"La luz, la composición, el lenguaje corporal, el vestido... todo estaba alineado para esa foto", recuerda.

National Geographic entendió que esa imagen era la esencia de la catástrofe afgana y la llevó a la portada de su revista, comenta McCurry, y explica que se puso muy contento cuando diecisiete años después encontró con vida a la mujer. Llevaba una vida tranquila, sin saber que su imagen era mundialmente famosa

La exposición "Steve McCurry. Retrospectiva" incluye reportajes clásicos del fotógrafo junto a imágenes inéditas más recientes.

Se divide en veintiuna secciones que se corresponden con lugares donde han sido tomadas las fotografías: Afganistán, India, Tibet, Cachemira, Camboya, Indonesia, Filipinas, Birmania, Líbano, China, Pakistán, Yemen, Mauritania, Japón, Perú, Honduras, Sri Lanka, Bangladesh, Nepal, Italia y Tailandia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING