Martes, 17.10.2017 - 12:21 h

EL PAPA LLAMA A LOS COMUNICADORES A UN ESTILO “ABIERTO Y CREATIVO, QUE NO DÉ TODO EL PROTAGONISMO AL MAL”

El Papa Francisco pide que los comunicadores contribuyan “a la búsqueda de un estilo comunicativo abierto y creativo, que no dé todo el protagonismo al mal, sino que trate de mostrar las posibles soluciones, favoreciendo una actitud activa y responsable en las personas a las cuales va dirigida la noticia”.
Así lo afirma en el mensaje que ha lanzado con motivo de la 51 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que la Iglesia conmemora hoy con motivo de la solemnidad de la Ascensión. El texto fue firmado por Bergoglio el 24 de enero, festividad del patrón de los periodistas, San Francisco de Sales.
En su mensaje, encabezado por la cita del profeta Isaías “No temas, que yo estoy contigo” y que lleva por lema ‘Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos’, el Papa invita también a todos “a ofrecer a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo narraciones marcadas por la lógica de la ‘buena noticia’”.
El obispo de Roma equipara a los comunicadores con “molineros”, para recalcar que “quien se encarga del molino tiene la posibilidad de decidir si moler trigo o cizaña”. “La mente del hombre está siempre en acción y no puede dejar de ‘moler’ lo que recibe, pero está en nosotros decidir qué material le ofrecemos”, recalca.
En este contexto, exhorta “a una comunicación constructiva que, rechazando los prejuicios contra los demás, fomente una cultura del encuentro que ayude a mirar la realidad con auténtica confianza”.
“Es necesario romper el círculo vicioso de la angustia y frenar la espiral del miedo, fruto de esa costumbre de centrarse en las ‘malas noticias’ (guerras, terrorismo, escándalos y cualquier tipo de frustración en el acontecer humano). Ciertamente, no se trata de favorecer una desinformación en la que se ignore el drama del sufrimiento, ni de caer en un optimismo ingenuo que no se deja afectar por el escándalo del mal. Quisiera, por el contrario, que todos tratemos de superar ese sentimiento de disgusto y de resignación que con frecuencia se apodera de nosotros, arrojándonos en la apatía, generando miedos o dándonos la impresión de que no se puede frenar el mal”, escribe Francisco.
El texto también se refiere a utilizar “las gafas adecuadas” para mirar la realidad y a la necesidad de recurrir a “imágenes y metáforas para comunicar”, como hace Jesucristo en el Evangelio a través, por ejemplo, de las parábolas. “Es posible descubrir e iluminar la buena noticia presente en la realidad de cada historia y en el rostro de cada persona”, sostiene el Papa, dejándose conducir por “la Buena Noticia”.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios