Martes, 24.10.2017 - 06:39 h

Mujeres ilustres y personajes de la cultura, principales propuestas del Comisionado para cambiar calles franquistas

El Comisionado de Memoria Histórica ha optado en su propuesta de renombrar calles de la capital que tienen referencias al franquismo por homenajear a mujeres ilustres, a instituciones pedagógicas o personajes de la cultura, sobre todo de la literatura.

Mujeres ilustres y personajes de la cultura, principales propuestas del Comisionado para cambiar calles franquistas

Entre las propuestas para honrar a mujeres, destacan la opción de figuras destacadas de la literatura o con valores feministas. Así, destaca el planteamiento de renombrar la calle Batalla de Belchite (una de las batallas más cuentas de la Guerra Civil) por honrar la figura de Juana Doña, escritora y dirigente sindical y comunista.

Junto a ella, otra de las propuestas es cambiar el nombre de la calle General Kirkpatrick para designarla como calle de Carlota O'Neill, periodista y escritora que el comisionado define como "feminista de izquierdas".

En esta línea, el informe preliminar destaca también la propuesta de cambiar la calle de los Héroes del Alcázar (militares sublevados en Toledo) por calle de Simone Weil, en referencia a la filósofca francesa. otro ejemplo de esta línea es la opción de designar la calle Cerro Garabitas como calle Pintora Ángeles Santos, que cuanta con dos obras en el Museo Reina Sofía.

También se opta por cambios para recuperar antiguos nombres de calles o emplazamientos, como el orientado a designar la actual Plaza de los Hermanos Falcó y Álvarez de Toledo por Plaza Mayor de Barajas.

El histórico sindicalista de CCOO Marcelino Camacho es otro de los nombres propuestos para renombrar el Paseo de Muñoz Grandes mientras que se propone para la calle General García de la Herrán renombrarla como calle de la Cooperación, como se denominaba con anterioridad.

A su vez, la travesía del General Franco (única referencia subsistente al nombre del dictador) se plantea renombrarla como Travesía Diego Torres Villarroel, en honor a este escritor que fue redactor de la Gaceta de Madrid.

Para la Plaza Arriba España (consigna que pronunciaban los falangistas y sublevados), el Comisionado propone designarla como Plaza de la Charca Verde.

Una de las propuestas más destacadas es renombrar la calle de los Caídos de la División Azul por calle Memorial 11 de marzo de 2004, en recuerdo a las víctimas de este atentado yihadista.

Para la Plaza Aunós (en referencia al ministro franquista Eduardo Aunós, impulsor de la Causa General) se plantea renombrarla como Plaza de José Castillejo, en referencia al jurista y pedagogo, miembro de la Institución Libre de Enseñanza.

En el caso de la calle del General Asensio Cabanillas se aconseja designarla como calle Poeta Ángela Figuera. Para la calle General Dávila la opción para su cambio es la del escritor Max Aub, que retrató Madrid en gran parte de su obra literaria.

Respecto a la calle Juan Vigón (general que participó en la sublevación militar de 1936) la propuesta para el cambio es calle de Melquíades Álvarez, para honrar al ilustre político republicano.

En el caso de la calle General Rodrigo se propone el cambio por calle del Maestro Ángel Llorca, uno de los pedagogos más significativos de la historia de España.

Respecto a la Plaza de Juan Pujol (que redactó el manifiesto golpista del general José Sanjurjo) se opta por Plaza del Rastrillo. Para la calle y travesía José Luis Arrese (arquitecto falangista) se propone darle el nombre del poeta Blas de Otero.

En relación a la calle Ángel del Alcázar se opta por renombrarla como calle de Guillermo Rovirosa (presidente del Comité Obrero de su empresa y condenado por el régimen franquista a seis años de cárcel).

LA PLAZA DEL CAUDILLO POR PLAZA DE EL PARDO

Para la Plaza del Caudillo se propone el cambio de la Plaza de El Pardo y para la calle Primero de Octubre se plantea el nombre de calle de Carlos Morla Lynch, diplomático chileno que dio refugio a más de 1.000 personas.

Respecto a la Plaza del Veintiocho de Marzo se aconseja renombrarla como Plaza del Baile. Además, otro cambio propuesto es calle del Capitán Cortés por alle de Manuel Chaves Nogales, reconocido en su tiempo como uno de los grandes periodistas españoles.

En relación a la Avenida del Conde de Mayalde se plantea Avenida del ingeniero Emilio Herrera, aviador y científico que fue presidente del Gobierno de la República en el exilio entre 1960 y 1962.

Por otro lado, para la calle del Algabeño se propone renombrarla como calle de José Rizal, intelectual filipino que fue fusilado por las autoridades españolas en 1896. A su vez, la Avenida del General Fanjul pasaría a renombrarse como Avenida de las Águilas.

La calle General Millán Astray (fundador de la Legión Española) pasaría a designarse calle de la Maestra Justa Freirem, maestra que fue miembro de la Institución Libre de Enseñanza.

En el caso de la calle General Saliquet (militar que se unió a la conspiración del general Emilio Mola) se propone cambiarla como Calle de Soledad Cazorla, fiscal del Tribunal Supremo desde 1996 y que fue la primera fiscal de sala encargada de Violencia sobre la Mujer.

Para la calle General García Escámez se plantea el nombre de calle de Anselmo Lorenzo, militante anarquista. Además, para la calle General Romero Basart (uno de los organizadores de la sublevación en la provincia de Toledo) se aconseja renombrarla como Blas Cabrera, considerado como uno de los científicos españoles "más importantes de la historia" y uno de los padres de la física española.

AVENIDA DE LA MEMORIA

En cuanto a la Avenida del Arco de la Victoria se aconseja renombrarla como Avenida de la Memoria y en el Paseo del General Sagardía Ramos se plantea el nombre de Paseo de Melchor Rodríguez, en referencia al militante anarquista que durante la guerra desarrolló una "impresionante labor humanitaria".

Por otro lado, la calle del Almirante Francisco Moreno se propone el cambio de calle del Arquitecto Sánchez Arcas, militante del Partido Comunista y Premio Nacional de Arquitectura.

En la Plaza de Emilio Jiménez Millas la propuesta pasa por cambiar su nombre como Plaza de José Moreno Villa, poeta y pintor de la generación del 14 y muy vinculado a la del 27. Respecto a la calle Puerto de los Leones, se plantea cambiarla por Lucrecia Pérez, considerada la primera víctima de un crimen por racismo en España.

Respecto a la calle Crucero de Baleares, la idea es renombrarla por la calle del Barco Sinaia, la primera embarcación que partió a México con exiliados tras la Guerra Civil. En el caso de la calle Gobernador Carlos Ruiz se propone cambiarla por calle de Corpus Barga, en honor al escritor y periodista Andrés García de Barga y Gómez de la Serna (Madrid, 1887-1975)

Por otro lado, calle Eduardo Aunós podría pasar a designarse calle de Mercedes Fórmica, en referencia a la novelista que abordó en un artículo en el año 1953 la violencia que sufrían mujeres casadas en el franquismo.

Además, se propone renombrar Pasaje del General Mola como Pasaje del General Espartero. Para la calle Hermanos García Noblejas se aboga por el cambio a calle de la Institución Libre de Enseñanza. En relación a Comandante Zorita se plantea la nueva denominación Aviador Zorita. Por otro lado, la calle General Orgaz se plantea el nombre de Fortunata y Jacinta, en honor a la novela de Benito Pérez Galdós.

A su vez, la calle General Varela pasaría a ser calle de Julián Besteiro en honor al político socialista mientras que calle del General Yagüe por calle de San Germán, su denominación anterior. Para la calle del General Moscardó se propone el nombre del escritor y cineasta Edgar Neville.

En relación a la calle y escalinata del General Aranda la propuesta es ponerle el nombre de Matilde Landa. que participó en las actividades de defensa de las presas condenadas a muerte en el franquismo.

Finalmente, la calle Manuel Sarrión pasaría a denominarse calle Julián Zugazagoitia, en referencia al histórico político socialista y la Plaza de Fernández Ladreda cambiaría el nombre por Plaza Elíptica.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios