Lunes, 23.10.2017 - 10:36 h

La sede de la UNIA en Baeza acoge desde este jueves la exposición 'Fabulosis'

El Campus Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) acoge desde este jueves y hasta el próximo 2 de julio la exposición 'Fabulosis', obra de dos profesores, Curro Fuentes y Miguel Agudo, y un alumno, Wenceslao Robles, de la Escuela de Arte Gaspar Becerra.

Según se ha informado desde la UNIA 'Fabulosis' está formada por veinte composiciones, cada una de ellas integrada por un poema y una tira cómica o un grabado, y trata de ser una relectura actual de la fábula. Una redefinición del género en la que la moraleja, seña de identidad de la fábula, ya no aparece como tal, pero sí queda abierta la puerta a la propia reflexión porque se busca que la moraleja surja del público-lector.

Wenceslao Robles es licenciado en Bellas Artes, en la especialidad de Diseño y Grabado, por la Universidad de Sevilla. Ha participado en numerosas exposiciones, individuales y colectivas, y recibido varios premios.

Participa en 'Fabulosis' con una obra de técnica experimental, unas litografías sobre papel de poliéster a una tinta, color tierra siena, en las que se ha usado dentífrico como acidulante. Sus láminas están inspiradas libremente en la lectura de los poemas de la muestra y se trata de composiciones figurativas basadas en la superposición de imágenes inconexas.

Por su parte, Miguel Agudo es licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla, profesor de Enseñanza Secundaria y poeta. Aporta los poemas de esta muestra, las fábulas, pero no necesariamente entendidas éstas como poemas moralizantes.

Curro Fuentes es licenciado en Historia del Arte en la Universidad de Córdoba (UCO) y graduado en Gráfica Publicitaria, Ilustración y Fotografía Artística en la Escuela de Arte Mateo Inurria. En 'Fabulosis' presenta tiras cómicas de estilo underground en blanco y negro realizadas mediante tramas de trazos de tinta china. En la actualidad es profesor de Historia del Arte de la Escuela de Arte Gaspar Becerra, en Baeza.

Ahora en portada

Comentarios