Domingo, 19.11.2017 - 20:53 h

La USAL y la ciudad de Salamanca se postulan como "una referencia en el arte contemporáneo"

El rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Daniel Hernández Ruipérez, ha defendido la celebración del VIII Centenario de la institución académica como "la gran ocasión para consolidar a la universidad y a la ciudad de Salamanca como una referencia en el arte contemporáneo".

La USAL y la ciudad de Salamanca se postulan como "una referencia en el arte contemporáneo"

Así lo ha señalado durante la ceremonia de investidura como doctores honoris causa al artista Miquel Barceló y al crítico e historiador Francisco Calvo Serraller, que ha tenido lugar conforme al antiguo ceremonial en latín en el Paraninfo de las Escuelas Mayores.

En su discurso, el rector ha agradecido a Barceló su vinculación con el Estudio salmantino, hasta el punto de crear la imagen iconográfica de los actos conmemorativos de la celebración de los 800 años de su fundación, "su poderosísimo y vibrante logo".

"Tengo que reconocer que su obra me ha llegado siempre muy dentro y que he encontrado que su comunión con materias, formas y cromatismos fuertemente enraizados en formas de vida ancestrales, es deslumbrante. Más que despertar admiración, fascina, de forma a veces difícil de explicar, gozosa pero incómoda, provocadora de imágenes mentales, de sensaciones, de pensamientos", ha subrayado Hernández Ruipérez.

Y "si la imagen de Miquel Barceló representa el mundo de la creación artística, la del profesor Calvo Serraller refleja la conceptualización del arte y su explicación histórica", ha añadido el rector sobre quien "ha contribuido extraordinariamente al entendimiento vital, estético, histórico, literario, social y culto de la obra artística".

Entre los presentes, además de la comunidad universitaria y de los reconocidos nuevos honoris causa, han estado autoridades políticas como el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y familiares y amigos de los doctorados, como es el caso del torero José Tomás.

DOCTORES

Durante su discurso de agradecimiento, Barceló ha precisado que no sabe si nació pintor ni si merece "este honor" del que le ha hecho merecedor la Universidad de Salamanca. "No sé tampoco por qué me dedico a esto. Sé que si lo supiera seguramente haría otra cosa", ha apostillado antes de glosar parte del trabajo realizado en alguna de sus obras más emblemáticas como la de la capilla de la catedral de su Palma de Mallorca natal o la de la cúpula de la sede de Naciones Unidas.

Por su parte, Francisco Calvo Serraller ha comenzado agradeciendo "el título más honroso para quien ha dedicado gran parte de su vida a la investigación y la docencia universitarias pero, sobre todo, por la institución que lo otorga, la Universidad de Salamanca; un pilar fundamental de la cultura española, pues por aquí, desde su remoto origen hasta el momento presente, han pasado las personalidades más egregias de la creación artística e intelectual en todos los campos".

En su alocución en el Paraninfo, el historiador ha reflexionado sobre el arte y ha hecho referencia al debate sobre los límites de lo artístico, al recordar que "el arte no sería hoy tal sin librarse del pesado lastre de la hermosura que, en determinado momento, le impedía volar".

Ahora en portada

Comentarios