Domingo, 19.11.2017 - 02:28 h

Benjamin Moser biografía la vida de exiliada de Clarice Lispector: "Tiene el misterio de la gran artista"

El crítico literario Benjamin Moser publica 'Por qué este mundo' (Siruela), la biografía de la escritora Clarice Lispector, exiliada a Brasil desde su Ucrania natal tras la Primera Guerra Mundial y que vivió siempre "rodeada por el misterio de la gran artista".

Benjamin Moser biografía la vida de exiliada de Clarice Lispector: "Tiene el misterio de la gran artista"

Moser ha dedicado varios años a indagar en la vida y obra de Lispector, de quien reconoce con humor que ha sido su "primer amor" y por la que ha sentido "una sensación parecida a la atracción sexual". Autora de obras como 'La pasión según G. H.' o 'La hora de la estrella', Lispector consiguió abrirse paso en una sociedad "machista" gracias a su escritura.

"Sus trabajos tienen algo de biográfico, pero de una biografía interior en la que cuenta las experiencias que tiene. Y en todo ello está la marca de su vida de exiliada: de hecho, mira al idioma portugués como si fuera una extranjera y por eso es tan difícil traducirla", ha señalado Moser.

Para el crítico estadounidense, Lispector llegó a "inventar un nuevo tema" a mediados de los años 50, hablando de la vida cotidiana de la mujer de clase media. "Quería dar voz a quien no la tenía, hablar de una mujer que sale a pasear con su perro por ejemplo, en un Río de Janeiro en el que si una de ellas iba a tomar un café sola, era una prostituta", ha criticado.

En este sentido, la vida de la autora no difiere de sus personajes (casada, con hijos, un perro...), aunque esto no ha supuesto menos interés para Moser --"no me interesa lo exótico, sino lo bello", ha apuntado--. Además, tampoco fue impedimento para crear ese aura de misterio en torno a su figura, que para el biógrafo no era para tanto.

"Clarice frecuentaba muchos astrólogos y cartomantes, que es algo que a muchos les podía parecer ridículo, pero en realidad era un afán de conocerse a sí misma", ha matizado. La biografía indaga de hecho en esa búsqueda de Lispector sobre sus orígenes judíos (al igual que Moser, también de familia exiliada).

UN MITO 'CONSENTIDO'

"Ella aceptó la mitología porque no le quedaba otra, la gente quiere mitos", ha asegurado con resignación el autor de una biografía de más de 500 páginas. No obstante, ha reconocido que ella contribuyó a esa creación con "algunas mentiras" sobre su propia persona, en especial las relativas a la edad.

Mujer de una enorme belleza, eso también ayudó a desarrollar su carrera. "Si no se hubiera casado con un diplomático, no habría tenido tiempo ni medios para dedicarse a escribir. De todas formas, para ella la belleza era un arte", ha señalado, tras explicar que Lispector escribió durante mucho tiempo una columna diaria sobre maquillaje, perfume o ropa.

LA MUERTE DE LISPECTOR

La muerte le llegó temprano a la escritora (con 56 años de edad, víctima de un cáncer de ovario), lo que también contribuyó a agrandar su mito --en su única entrevista en televisión, llegó a afirmar que estaba "hablando desde la tumba"--. La escritora Cristina Sánchez-Andrade, traductora al español de esta edición, ha explicado que en varias de sus obras se puede encontrar este "aspecto premonitorio", en especial en 'La hora de la estrella'.

"Ya estaba muy enferma cuando empezó a escribir y anticipar su muerte, a través de la protagonista de esta novela", ha indicado. Asimismo, ha incidido en la importancia de la labor de su secretaria Olga Borelli en los últimos años de su vida, después de haber tenido un accidente doméstico al quedarse dormida con un cigarrillo encendido.

"Ella tenía la necesidad de un ayudante, que en esa época no era fácil para una mujer en una sociedad patriarcal --sí solía pasar al revés, la mujer ayudando al escritor--", ha lamentado Moser, quien ya trabaja también en la biografía de Susan Sontag. "Si tengo que elegir, me quedo con Lispector: Sontag tuvo quizás una vida más increíble y era una pensadora fascinante, pero no era una artista y lo sabía", ha concluido.

Ahora en portada

Comentarios