Domingo, 19.11.2017 - 21:27 h

Judíos y musulmanes españoles critican las fotos del Museo Reina Sofía que piden quemar iglesias

  • Los portavoces de la Federación Judía y la Junta Islámica rechazan que se utilice el arte como excusa para ofender sentimientos religiosos.
  • "La libertad de expresión no ampara el derecho a ofender" la tradición cultural de una comunidad, dicen sobre las polémicas fotos del Museo Reina Sofía.
Un concierto de música sufí llenará el Museo Sefardí de Toledo el sábado 30 de agosto

La piezas expuestas en el Museo Reina Sofía, que animan a quemar iglesias y ridiculizan la oración del Padrenuestro, no sólo molestan a los colectivos cristianos españoles que han presentado una querella, sino también a los judíos y los musulmanes

Así lo reconoce María Royo, directora de Comunicación de la Federación de Comunidades Judías de España: "si en una obra de arte aparece un templo religioso ardiente, me parece lógico que los fieles de esa religión se sientan ofendidos".

Royo recuerda que los judíos españoles también han sido objeto de vejaciones con la excusa de la libertad de expresión. Expresiones como "judíos, a la cámara de gas" o "el mejor judío es el judío muerto" han circulado por las redes sociales. No hace mucho tiempo, el hashtag #putosjudios se colocó como trending topic tras la derrota del Real Madrid de baloncesto frente al equipo israelí Maccabi de Telaviv. Esto motivó que asociaciones proisraelíes denunciasen ante los tribunales a 17.500 perfiles de Twitter por lanzar comentarios antisemitas.

[Te interesa leer:"Crucifijos y maricones: chistes de judíos y mujeres maltratadas"]

"Esas expresiones no pueden considerarse arte, sino enaltecimiento del odio", afirma Royo, quien añade que "la libertad de expresión no ampara el derecho a difamar: hay que tener en cuenta el respeto al otro". La portavoz de los judíos españoles cree que los juristas y los legisladores deben esforzarse por delimitar dónde termina la libertad de expresión y comienza la ofensa a los demás.Mezquitas incendiadas en Alemania

Similar opinión manifiesta Mohamed Escudero, portavoz de la Junta Islámica Española, para quien sería ofensivo ver que la pieza de un museo anima a quemar una mezquita, como la del Reina Sofía propone hacer con las iglesias. "En Alemania ya han incendiado varias mezquitas. Entiendo que los cristianos se sientan agraviados por esas fotos, porque representan algo que puede entenderse como una incitación".

Mansur recuerda las caricaturas que un periódico danés publicó sobre el Mahoma, cuya representación artística está expresamente prohibida por el Islam. Además, caracterizó al Profeta como un terrorista. "Fue un claro ejemplo de falta de respeto no sólo a una creencia religiosa, sino a una tradición cultural".

Tanto los judíos como los musulmanes españoles mostraron su disconformidad por el poco caso que hacen las autoridades ante los reclamos de sus fieles por las ofensas que reciben en nombre de la libertad de expresión.Papa argentino y aborto clandestino

Frases como "Si el papa fuera mujer, el aborto sería ley" o también "El Papa es argentino y el aborto clandestino" forman parte de la exposición "Un saber realmente útil" del Museo Reina Sofía. Junto a las piezas, aparece el logo "La única iglesia que ilumina es la que arde", impreso sobre una caja de cerillas en la que aparece dibujada una iglesia.

En el catálogo de la exhibición, las creadoras de estos objetos adaptan un padrenuestro bajo una óptica feminista, incluyendo frases como "Líbranos de la autoridad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo para que decidamos por nosotras" o también "venga a nosotros el derecho a cuestionar si es bendito el fruto de nuestro vientre".

Estas piezas pertenecen al colectivo argentino "Mujeres públicas", un grupo creado en 2003 y conformado por Magdalena Pagano, Lorena Bossi y Fernanda Carrizo. En este vídeo, explican su trabajo:

Aunque la muestra ha motivado protestas de colectivos cristianos, el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, se negó a retirarla argumentando que "censurar la obra de un artista atentaría de lleno contra la libertad de expresión".

Ante esta negativa, la Asociación de Abogados Cristianos le interpuso este miércoles una querella por presuntos delitos contra la libertad religiosa. La presidenta de esta asociación, Polonia Castellanos, declaró a lainformacion.com que las piezas denunciadas atentan contra el artículo 510 del código penal español, que castiga el odio por motivos racistas, antisemitas, ideológicos o religiosos, entre otros.

//

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios