Viernes, 20.10.2017 - 22:03 h

El nuevo hito de China... por qué ha destronado a EEUU como gigante del arte mundial

El volumen de ventas en el último año lo ha catapultado a la cima en un segmento históricamente dominado por la nación norteamericana y por Reino Unido durante el último medio siglo. Cinco de los diez artistas más vendidos del planeta son chinos.

El gigante asiático ha alcanzado el liderazgo en el mercado global, con transacciones de arte que se han triplicado (por valor de 4.481 millones de euros). La cifra supone nada menos que el 38% de las subastas mundiales. 

La obra 'Plum Blossom in the Snow' (1992) del artista chino Wu Guanzhong, uno de los tres más cotizados hoy en el mundo. (Foto: Ravenel International Art Group)

China es un gigante que, en los últimos años, se ha encargado de quebrar marcas y batir todo tipo de récords: inversiones extranjeras, crecimiento económico y hasta millones en fichajes de fútbol en el mercado de invierno son algunos de sus hitos más recientes, que acaparan titulares y captan el interés del mundo. Ahora, esa nación también es noticia porque ha conseguido alcanzar la cima en un mercado impensado: el del arte.

Te puede interesar: China bate su récord de inversiones en el extranjero

Por primera vez en la historia, China y sus artistas lideran hoy el mercado del arte mundial. El último informe de ArtPrice (agencia internacional líder en estadísticas de arte) le sitúan como el primer país del planeta que ha superado en ventas al mismísimo Estados Unidos, coloso que ha gobernado este segmento que mueve montañas de millones en todo el planeta.

Te puede interesar: Nuevo récord en el mercado de invierno de China: ¡388 millones de gasto!

El estudio de la prestigiosa consultora ha confirmado que China alcanzó en 2016 el liderazgo en el mercado global con transacciones de arte por valor total de 4.790 millones de dólares (unos 4.481 millones de euros), cifra que supone nada menos que el 38% de las subastas mundiales, frente a lo 3.500 millones de dólares (3.274 millones de euros) de EEUU, que 'sólo' ha acaparado el 28% de las ventas.

Además, el gigante asiático tiene a cinco de sus artistas en el top 10 de los más vendidos, con Zhang Daqian imponiéndose nada menos que a Picasso, por ejemplo. Como bien define Thierry Ehrmann, fundador de ArtPrice, esta situación ha provocado un auténtico 'electroshock' mundial. Durante el último medio siglo, Reino Unido y Estados Unidos se alternaron el dominio del sector.

China entró a 'jugar' fuerte en este segmento hace apenas seis años. En ese período, su crecimiento fue tan vertiginoso y descomunal que, por ejemplo, los precios de una obra de arte comprada en ese país se elevaron súbitamente de los 2.000 a los 52.000 millones de euros, mientras que el número de transacciones se triplicó.

Casas afamadas de subastas como Poly Internacional dan cuenta de que las ventas de arte se transformaron en un auténtico boom en los últimos tiempos. También otros factores han acompañado el fenómeno. Uno de los más evidentes es la inserción china en el mercado estadounidense y británico de coleccionistas del país asiático no muy expertos en la materia, que pagan precios fastuosos y sobredimensionados por determinadas obras de arte, sin el asesoramiento debido.

La tendencia irrefrenable pareció estancarse en 2015. Ese año, las ventas de obras de arte sufrieron un abrupto descenso del 23% en China, según ArtPrice, y Estados Unidos volvió a ocupar el trono. Sin embargo, algo ya había cambiado en el tablero mundial del arte: en 2013 Christie’s realizó su primera subasta en China con enorme éxito, seguida de Sotheby’s, que abrió una oficina en Beijing en 2014.

En noviembre de 2016, la casa estadounidense Phillips celebró su primera venta de arte contemporáneo y del siglo XX en Hong Kong, que de a poco se ha consolidado en ese mercado, albergando desde 2012 una de las tres ediciones de Art Basel, la principal feria de arte contemporáneo del mundo.

Otro de los motivos que explican el retroceso de EEUU, Reino Unido y otros gigantes respecto de las ventas de arte mundial tiene que ver con que los países occidentales "padecieron una serie de sorpresas políticas y vacilaciones en el mercado financiero", según ArtPrice. En total sólo 80 obras superaron el año pasado los 9 millones y medio de euros, frente a las 160 piezas del año anterior.

En el top de 10 artistas más cotizados del planeta, cinco son de origen chino. El líder del ranking es Zhang Daqian (1899-1983). La obra de este pintor tradicional que mezcla trazos expresionistas con la caligrafía, se impuso con 885 lotes vendidos por 332 millones de euros. En segundo lugar quedó Pablo Picasso, un clásico de los rankings de ventas, que el año pasado vendió 3.075 obras por un cifra total de 302 millones de euros.

En el tercer puesto aparece Wu Guanzhong (1919-2010), uno de los pintores más reconocidos, con una obra inspirada en los impresionistas de inicios del siglo XX; en el cuarto, Qi Baishi, (1864 -1957) que destaca por su afición de pintar escenas agrarias y pequeñas criaturas como cangrejos, renacuajos, pájaros e insectos. En el noveno lugar se encuentra Fu Baooshi (1904-1965), quien introdujo elementos japoneses a la tradición de la tinta china, y -finalmente- en último puesto en los diez primeros casilleros aparece Cui Ruzhuo (1944-), un pintor contemporáneo, pero que sigue las líneas tradicionales de tema y estética china.

ArtPrice también advierte en su informe que, si bien por el momento los coleccionistas chinos prefieren adquirir las obras de sus coterráneos, eso podría cambiar en el futuro con la serie de movimientos que realizan las diferentes casas de subastas en la actualidad.

Ahora en portada

Comentarios