Sábado, 16.11.2019 - 02:45 h
El próximo año

Nueva boda en Buckingham: la princesa Beatriz se casa con Edoardo Mapelli

Los enlaces no dan tregua en la familia real británica y ahora es el turno de la hija mayor de Andrés de York con un millonario italiano.

Beatriz de York
Beatriz de York y Edoardo Mapelli Mozzi se casan / Princess Beatrice

Suenan campanas de boda en Buckingham Palace apenas un año después de haber celebrado dos grande enlaces. Este jueves, la casa real ha anunciado el compromiso de la princesa Beatriz, la hija mayor de Andrés de York y Sarah Ferguson, con el millonario italiano Edoardo Mapelli Mozzi después de algo más de un año de noviazgo.

Ha sido a través de Twitter como Buckingham ha dado la buena nueva, aunque ha sido la propia novia la que lo ha anunciado primero en sus redes sociales. "Nos sentimos extremadamente felices de compartir con vosotros nuestro compromiso. Estamos deseando empezar esta nueva aventura juntos y de ser marido y mujer", señalaba el comunicado, junto a dos fotos en las que los novios aparecen abrazados y la princesa luciendo su brillante anillo de compromiso en la mano.

En otro mensaje, la casa real precisa que el enlace se celebrará el año que viene y que las fotos del compromiso fueron tomadas en Italia. De este modo, la Beatriz, de 31 años, sigue los pasos de su hermana pequeña, que se casó el año pasado, y se convertirá en esposa del magnate inmobiliario de 34 después de una breve relación. De hecho, su primera aparición pública juntos fue el pasado marzo en la gala de la National Portrait Gallery.

¿Y quién es él? Edoardo es hijo del ex esquiador olímpico y conde Alessandro Mapelli Mozzi y Nikki Shale. La pareja se conoce desde hace años, pero fue justo el pasado cuando empezaron a salir, después de que se separara de su mujer, la americana de origen chino Dara Huang con la que tiene un hijo. Su divorcio fue muy polémico, pues Huang reveló que Edoardo la había dejado de un día para otro sin dar explicaciones y que habría estado solapando su matrimonio con la relación con Beatriz.

Por ello, hubo sospechas hacia él cuando se hizo pública la relación. No obstante, en este año juntos la han consolidado hasta el punto de que han decidido dar el paso más importante con el amparo de los Windsor. Aunque la princesa, a diferencia de William y Harry, no tiene que pedir permiso a la Reina para casarse al ser la novena en la línea de sucesión, sí le comunicó previamente sus planes con intención de obtener su visto bueno, según la prensa inglesa en un viaje que hizo la pareja con sus padres a Balmoral, donde ahora está instalada Isabel II.

En el momento más bajo para Andrés de York

La felicidad de la pareja y de la familia se ve algo empañada por la situación de Andrés de York. El padre de la futura novia está pasando sus horas más bajas al haber sido acusado por las víctimas de Jeffrey Epstein de haber participado en los abusos a jovencitas.

La pasada semana, fue apuntado directamente por Virginia Roberts Giuffre, quien lo acusó de abusar de ella cuando tenía 17 años. Ella es una de la treintena de mujeres que formaban parte de la red de chicas que el millonario movía para saciar el apetito sexual de sus poderosos amigos, un escándalo por el que fue encarcelado y se quitó la vida en prisión.

Ahora, su hija mayor le ha dado esta alegría que podría servir para acallar toda la polémica, o para avivarla, porque de aquí a que se celebre el enlace la familia York estará en boca de todos. Porque aunque Andrés ha negado por activa y pasiva las acusaciones, la sombra de la duda planea sobre él al existir documentos gráficos con esta chica.

Ahora en Portada 

Comentarios