Martes, 18.06.2019 - 15:30 h
No habrá posado ante los medios

Meghan gana la partida a la Reina Isabel: el nacimiento de su hijo será privado

El Palacio de Buckingham ha anunciado este jueves que el nacimiento del hijo de los duques de Sussex será un evento familiar y privado.

Meghan Markle
El bebé de Meghan y Harry nacerá en la intimidad / EFE

Meghan lo ha logrado. Ya dijo el príncipe Harry que "lo que ella quiere, lo consigue", porque ha logrado cambiar uno de los protocolos más antiguos de la monarquía británica. Este jueves, Buckingham Palace ha anunciado que el nacimiento del primer hijo de los duques de Sussex será un acontecimiento privado y familiar, es decir, que no se va a compartir con el público hasta que ellos mismos lo decidan.

¿Esto qué significa? Pues, lo primero, que no habrá posado oficial de la familia a la salida del hospital, como han hecho William y Kate con sus tres hijos y previamente Lady Di y el príncipe Carlos con los ahora duques. Serán ellos los que compartan esa primera imagen del bebé cuando lo crean conveniente. Por lo tanto, nos quedaremos todos con las ganas de ver a los nuevos padres con su pequeño.

Pero aún hay más. Porque tan siquiera se van a dar los detalles del parto. Es decir, no se facilitará información del hospital donde tendrá lugar el alumbramiento ni de quién va a atender a Meghan. Todo eso queda reservado al ámbito privado, que era el gran deseo de Harry y Meghan desde el principio.

Por lo tanto, solo sabremos que el bebé de los Sussex ha nacido una vez que haya pasado todo, aunque el riesgo de que haya filtraciones siempre está ahí. Además, solo ellos tienen ahora la decisión de compartir los detalles del nacimiento -cómo ha sido, dónde, etc-, algo que posiblemente hagan pero cuando ya el bebé y la madre estén descansando en casa.

De este modo, la actriz estadounidense se sale con la suya, pues desde el principio tuvo muy claro que el nacimiento de su hijo sería muy diferente al de sus sobrinos, los hijos de los duques de Cambridge. Primero decidió no dar a luz en el mismo hospital que Kate, el St. Mary, y después prescindió de su equipo de cirujanos, demostrando que en el parto mandaba ella. 

Meghan ha optado por seguir métodos naturales de preparación al parto y practica tanto yoga como ejercicios de meditación y respiración. Todo ello combinado con su dieta vegana, la cual incluso podría inculcar a su bebé. Así, se ha especulado con que podría dar a luz en su propia casa, Frogmore Cottage, a la que se han mudado los duques hace pocos días. 

Todo ello será ahora una incógnita tras la orden emitida por Buckingham, que ha acabado cediendo a los dictados de la pareja. Ya intuíamos que con la llegada de Meghan iban a cambiar mucho las cosas en la monarquía británica, pero no hasta este punto. Sin duda, lo que quiere, lo consigue.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios