Lunes, 17.02.2020 - 11:47 h
En pleno centro

Bertín echa el cierre a su restaurante de Zaragoza solo un año después de abrirlo

El cantante y presentador lo inauguró hace solo un año con el objetivo de que fuera uno de los locales de moda en la ciudad.

Bertín Osborne/ Europa Press
Bertín Osborne ha cerrado su restaurante en Zaragoza / EP

Fracaso empresarial para Bertín Osborne. El cantante y presentador acaba de echar el cierre a uno de los últimos negocios que puso en marcha y que confiaba que fuera un éxito. Se trata de su restaurante en Zaragoza, llamado precisamente 'Casa Bertín', el cual inauguró por todo lo alto en febrero del año pasado.

La noticia la adelantó este miércoles el 'Heraldo de Aragón', que señala que el local tenía unos 8 o 9 empleados, dependiendo de la época. El restaurante estaba ubicado en pleno centro de la ciudad, en Puerta Cinegia justo a la entrada del famoso Tubo zaragozano, y contaba con una superficie de 220 metros cuadrados. El local antes estaba ocupado por la franquicia andaluza Volapié. Ahora Bertín pagaba un alquiler mensual por el de 4.500 euros, al estar en tan privilegiada situación y al ser un edifico que antes fue un palacete perteneciente a Agustín de Azara, marqués de Nibbiano, y más tarde de la baronesa de Areizaga.

El restaurante estaba regentado por el hostelero zaragozano José Miguel Fernández, el cual ha asegurado que este cierre no está motivado por que el negocio fuera mal, sino porque ni él ni Bertín tenían el tiempo suficiente para ocuparse de él. Según el empresario, él tiene otros asuntos que atender, mientras que el cantante, además de estar ahora de gira, tiene que grabar sus entrevistas para el programa 'Mi casa es la tuya' de Telecinco, que sigue siendo un éxito.

Si bien sorprende que solo un año después hayan tenido que bajar la persiana. Casa Bertín ofrecía menú diario a los clientes y también una carta con tapas y platos para los fines de semana y los festivos. Todo con comida típica española elaborada de forma casera. Lo mejor del restaurante era una sala típicamente andaluza con objetos del propio cantante. El edificio en el que se encontraba era un palacete 

El cantante ya ha liquidado la nómina a los empleados y ha dado por finiquitada esta breve aventura hostelera en Zaragoza. Esta no es la primera vez que Bertín tiene que cerrar un restaurante, pues le ocurrió lo mismo hace unos años con los que tenía en Valladolid y Madrid, los cuales no llegaron ni al año de vida.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING