Jueves, 19.09.2019 - 01:10 h
Descubrimiento en un museo alemán

¿Era Blancanieves una aristócrata en la vida real? La mujer detrás del personaje

Maria Sophia von Ertha era una niña que vivió bajo el dominio de una malvada madrastra y que acabó muriendo sola.

Blancanieves
Disney podría haberse inspirado en una aristócrata alemana para su película

Un reciente descubrimiento en un museo alemán podría dar sentido a uno de los personajes más emblemáticos de la factoría Disney, Blancanieves, que fue además una de las primeras películas de dibujos animados que rodó la compañía, concretamente en 1937. Si bien hay que matizar que a esta desdichada princesa la crearon los hermanos Grimm, los cuales la incluyeron en su colección de cuentos. Y recordemos que estos eran alemanes.

Un museo de Baviera ha descubierto la lápida de una aristócrata alemana del siglo XVIII que sufrió a manos de su malvada madrastra y que podría haber inspirado el personaje de Blancanieves. Se trata de Maria Sophia von Ertha, cuya lápida se perdió cuando la iglesia en la que estaba enterrada fue demolida. Si bien reapareció en una casa de Bamberg, Baviera, cuyos dueños la donaron al museo diocesano de la ciudad. 

Ahora, la lápida de esta mujer es motivo de peregrinación a este museo y de orgullo para sus vecinos, ya que se cree que esta mujer tiene conexión con la princesa inventada por los hermanos Grimm. Según el director del museo, Holger Kempkens, los famosos autores se inspiraron en la historia de Maria Sophia von Ertha para crear el núcleo de su historia, la cual era muy conocida en su tierra a principios del siglo XIX.

No obstante, el director pide cautela porque se trata de indicios, no de algo seguro. Von Ethard creció en un castillo en Lohr am Main, al norte de Baviera, y fallecio en 1796. En una crónica de la época se la describe como una niña de "una belleza inusual" que ayudaba a las personas necesitadas. Pero cuando era adolescente su madre murió, y su padre se casó con una viuda "muy dominante" que hizo lo posible por excluirla a favor de sus hijos. Sophia nunca se casó y acabó muriendo sola y ciega en una casa cerca del castillo, en la que murió.

Ahora en Portada 

Comentarios