Boadella cree que dragó debía haber denunciado a todos los que le tacharon de pederasta


El director teatral Albert Boadella manifestó su convencimiento de que el escritor Fernando Sánchez Dragó "no paró con la habilidad" deseada la campaña emprendida contra él tras desvelar en un libro que hace años mantuvo relaciones sexuales con dos menores de edad de nacionalidad japonesa.
En declaraciones a Servimedia, Boadella explica que aquella polémica, en la que se tachó a Sánchez Dragó de pederasta, debía haber acabado en los tribunales a instancias del propio escritor, "porque, además de parar la campaña, hubiera ganado el caso".
Para el director de los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid, que en la obra literaria "Dios los cría..." (Planeta)mantiene una conversación con Sánchez Dragó donde éste relata aquel íntimo hecho, "el lenguaje que (el escritor) utilizó, los términos, sí que fueron provocadores. No la historia". "Lo que sucede", agregó, "es que la gente tuvo la ingenuidad de pensar que aquello era un delito.
Para Boadella, Sánchez Dragó, al que considera "muy buena persona", "no paró con habilidad la campaña, porque se le llamó pederasta por la derecha y por la izquierda, y al primero que te llama pederasta le llevas a los tribunales y eso se hubiera parado instantáneamente, porque, además, hubiera ganado el caso".
Subrayó que el hecho que relata Sánchez Dragó "no existe como delito", y agregó su convencimiento de que él sabía que en España a partir de los 13 años no es delito" mantener relaciones sexuales. "Otra cosa es la consideración moral que pudiéramos tener. A mí las mujeres no me gustan hasta a partir de los 45; las jovencitas siempre me parecen mis hijas o mis nietas, pero... hay gustos para todo", concluyó.

Mostrar comentarios