Jueves, 20.06.2019 - 11:47 h
Se casa la hija del príncipe de Kent

La boda real del fin de semana de los primos díscolos de la Reina de Inglaterra

Este sábado, un año después de la boda de Meghan y Harry, Reino Unido se engalana para la boda de lady Gabriella Windsor.

Gabriella
La hija del príncipe de Kent se casa este fin de semana

Hace un año, Reino Unido vivía uno de sus días más mágicos de los últimos años por la boda del príncipe Harry y Meghan Markle, la cual paralizó prácticamente el país durante el fin de semana. Este sábado 18 de mayo tienen oportunidad de repetir algo similar, porque se casa otro miembro de la familia real en el mismo sitio que los duques de Sussex, en Windsor. Y aunque la Reina de Inglaterra también tiene previsto acudir, el enlace no es de tanta envergadura como el de su nieto, pues en este caso se trata de sus parientes más polémicos.

En concreto, el sábado se casa lady Gabriella Windsor, la hija del príncipe Michael de Kent, primo hermano de Isabel II por parte de madre, con el financiero Thomas Kingston. La boda será en la capilla de San Jorge, donde hace un año Harry y Meghan se dieron el sí quiero, aunque en este caso por la tarde y no con tanta presencia internacional, pues las estrellas de Hollywood no están invitadas a esta boda, aunque sí la cuñada de la novia, que es una famosa actriz británica.

Lady Gabriella, de 38 años, y Thomas, anunciaron su boda el mes de septiembre pasado, pero llevan juntos desde 2015. Ella, como le llaman sus allegados, es la única hija del príncipe Michael y María Cristina de Reibnitz, que también tienen a Frederick, el mayor de los dos. La joven se ha criado en los mejores colegios y ambientes de Reino Unido, pues como nieta del duque de Kent forma parte de la familia real. De hecho, ocupa la posición 52º en la sucesión al trono.

Aunque estudió en Inglaterra durante su infancia, en colegios tan reputados como el Queen's Gate, fue aceptada en la Universidad de Brown, en Rhode Island, y allí se graduó en literatura comparada. Después hizo un máster en Antropología Social en Oxford, pero actualmente trabaja en el ámbito de la comunicación como directora senior de la sede británica de la marca Branding Latin America. Si bien no ha dejado su faceta de escritora y colabora con algunos periódicos londinenses. Por su parte, su futuro esposo es experto en finanzas, aunque empezó su carrera como diplomático. Tras una temporada destinado en Bagdad decidió lanzarse al mundo de las finanzas y ahora es director de la firma Devonport Capital, especializada en inversiones transfronterizas.

Los novios mantienen un perfil discreto y son muy apreciados entre la aristocracia británica, pues nunca han protagonizado ningún escándalo. A diferencia del padre y los tíos de Gabriella, pues el príncipe Michael es uno de los primos díscolos de Isabel II, los cuales le habrían dado más disgustos que alegrías.

Miembro de la mesonería y socio de oligarcas rusos

Michael de Kent es hijo del duque George de Kent, cuarto hijo del rey George V, el abuelo de la Reina. Como nieto del rey tiene tratamiento de Alteza Real, tanto él como sus dos hermanos, el mayor y actual duque de Kent Edward, y Alejandra. Todos ellos han protagonizado diversos hechos que han escandalizado a la opinión pública británica.

Por ejemplo, el padre de la novia habría contrariado a su prima, la Reina, al ser miembro de la mesonería, y además uno de los destacados, pues es gran maestre de la Gran Logia de Maestros Masones de la Marca de Inglaterra. Además, hace unos años el 'Sunday Times' reveló los negocios del príncipe con oligarcas rusos como Boris Berezovski, afincado en Inglaterra y quien le habría hecho ganar unos 400.000 euros. Y es que Michael de Kent tiene mucha conexión con Rusia, pues habla perfectamente el idioma y de hecho tiene parecido con los zares, pues también eran parientes de su padre.

Su boda también fue polémica, ya que se casó con María Cristina de Reibnitz, una mujer católica, algo que prohibía la ley inglesa, por lo que perdió sus derechos dinásticos, aunque luego le fueron restituidos a él y toda su familia en 2013 con el cambio de la normativa. Siempre se le ha apodado el "príncipe pobre" por sus conocidos problemas financieros. De hecho, él y sus hermanos subastaron parte de la herencia de su padre en Christie's.

Su hermana Alenadra también ha tenido sus escándalos, sobre todo por su hija Marina, que llegó a casarse embarazada y vestida de negro apodándose a ella misma la "oveja negra" de la familia real. De hecho, esta joven tuvo que vivir de prestaciones sociales, según se llegó a publicar, si bien ahora tendría ya de nuevo buena relación con su madre, que es viuda del empresario Angus Ogilvy.

Así, la boda de lady Gabriella podría suponer un antes y un después para esta rama de la familia de Isabel II. Esta joven y su futuro esposo son todo lo contrario a sus antecesores y presumen de la educación y las formas que tanto gustan en Buckingham. Se espera que la Reina acuda a la boda, aunque sus nietos no podrán hacerlo. William preside ese día la final de la la FA Cup en Wembley, pues es el presidente de la Football Association Challenge Cup. Teniendo en cuenta su baja, no se espera que Kate Middleton acuda sola sin su esposo.

Por su parte, los duques de Sussex acaban de ser padres, por lo que tampoco se les espera en este evento. Tan siquiera a Harry. Sí que estarán su prima, Eugenia de York, junto a su marido Jack Brooksbank, y la hermana de la duquesa de Cambridge, Pippa Middleton, amiga personal de lady Gabriella. Por lo tanto, todos los focos estarán puestos en este enlace, que puede servir para lavar la imagen de los Kent tras años y años de escándalos en el regio Reino Unido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios