Martes, 17.09.2019 - 11:56 h
La nueva tendencia

¿Boda o negocio? María Pombo emitirá en directo la ceremonia para sus fans

En los últimos meses, un buen número de influencers han anunciado sus bodas, lo que conlleva un aumento de la popularidad de sus perfiles.

María Pombo
María Pombo se casa el próximo sábado en riguroso directo

El sábado 22 de junio no solo se casa Belén Estebán. A los enlaces que ese día debe haber programados por toda España se suma otro que también tiene una dimensión mediática, aunque en este caso en el plano de las redes sociales. María Pombo, una de las principales influencers del momento, se casa en Cantabria con su novio, Pablo Castellano. A la boda está invitada buena parte de la comunidad digital española, lo que la convierte en un evento de máximo interés para el millón de usuarios de Instagram que siguen la vida de esta joven de 24 años día a día.

Por ello, no ha dejado ningún fleco suelto y, mientras que otros como Sergio Ramos y Pilar Rubio blindan su boda al nivel de un secreto de Estado, María la ha abierto al público, pues la va a retransmitir en directo. Así lo anunció este lunes a su audiencia. La ceremonia religiosa en la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda se podrá seguir a través de la página web de la revista 'Hola' a las 18.00 horas, algo que hasta ahora nadie que no fuera miembro de la realeza había hecho.

Ver esta publicación en Instagram

Los dos hombres de mi vida 🖤

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

De este modo, María ha dado el pistoletazo de salida a lo que podría empezar a ser tendencia en Instagram en poco tiempo. De hecho, desde que ella se comprometió con su pareja se han anunciado dos bodas más en su círculo más íntimo: la de su hermana Marta y la de su amiga María García de Jaime, influencers las dos. ¿Será que las bodas funcionan muy bien en la era digital?

La unión hace la fuerza, y en Instagram también. Que dos perfiles juntos tienen más audiencia que uno solo es un hecho. A los usuarios les encantan las historias de amor de parejas en la red y hay multitud de parejas famosas que se han convertido en influencers por obra del amor. De hecho, casi todos los grandes perfiles tienen un compañero/a al que sus fans adoran, véase el caso de Chiara Ferragni con Fedez o Dulceida y Alba Paul. Estas dos, que son de las más importantes influencers de la actualidad, también hicieron de sus bodas un acontecimiento en las redes. De hecho, solo hay que ver la cantidad de 'likes' que tienen las fotos de sus bodas en comparación con el resto de imágenes que hay en sus perfiles.

Quizá la boda de Ferragni fue el mayor exponente de este modelo, con todo un enlace totalmente volcado en las redes sociales, pero ahora María Pombo ha ido más lejos con una misa en directo que nos hace preguntarnos hasta qué punto puede suponer un negocio para los influencers su boda. Sin quitarle el componente amoroso y romántico que tiene, pues no deja de ser un día para sellar su amor antes sus seres queridos, ha demostrado ser rentable para ellos.

Desde que anunciaron la pedida de mano hace casi un año, María y Pablo han estado creando contenido sobre su boda y su futuro y numerosas marcas se han unido a ellos. La compra de su casa, las invitaciones de boda, la despedida de solteros, la fiesta de pedida por todo lo alto con la familia y sus amigos influencers... Algo que están realizando el resto de influencers que se casan este año. Porque no olvidemos que hay otras bodas de este ámbito muy importante este verano, sobre todo la fechada en julio.

Alexandra Pereira, más conocida como 'Lovely Pepa', se casa el 13 de julio con Ghassan Fallaha, su pareja y representante. Alexandra es de las pioneras junto a Dulceida, pues comenzó como 'blogger' hace una década y tiene una comunidad de 1,7 millones de seguidores en Instagram, su propia marca de ropa y contratos con marcas de primer nivel como Dolce & Gabbana, Furla o Estée Lauder. En su caso, también su próximo enlace está generando mucho contenido e interés en su canal, convirtiéndolo en un gancho para la audiencia.

Ver esta publicación en Instagram

- 1 month, 7 days 😱👰🏽❤️🤵🏽 #ag1001nights

Una publicación compartida de Alexandra Pereira (@alexandrapereira) el

Todas estas bodas vienen acompañadas de sus respectivos hashtag y títulos para que todo el contenido que se genere ese día se canalice en redes, algo que iniciaron Laura Escanes y Risto Mejide con su famoso #toelrrato en su boda, que tenía hasta 'photocall'. Así, vemos como lo que empezó siendo un negocio basado en la moda y el estilo personal ha acabado siendo una especie de telenovela, como señala la consultora y socióloga de moda y tendencias Sandra Bravo Durán.

¿Un modelo agotado?

Para este experta, lo que empezó siendo el fenómeno del 'street style' bajo el que nacieron las primeras influencers y bloggers ya no es tendencia y desde hace unos años "está totalmente agotado". "Si la idea inicial era la inspiración y la autenticidad de los looks de la gente como nosotros, poco a poco se ha ido convirtiendo en un pequeño teatro donde ya nadie se cree el papel que hacen los actores principales", asegura Bravo.

Al profesionalizarse esta tendencia, la socióloga cree que se ha perdido frescura, lo que puede hacer que los consumidores dejen de indentificarse con estas influencers, "entonces surge la pregunta de para qué sirve ahora este fenómeno que favoreció una nueva forma de comunicación para las marcas de moda", reflexiona. Por ello, señala que esto ha derivado en estos 'culebrones' en 'streaming' a través de YouTube o los 'stories' de Instagram que permite ver el minuto a minuto de la vida de los influencers. De este modo, se han sumado a la ecuación sus familias, novios, amigos, bodas, pedidas, despedidas de soltera e incluso operaciones de cirugía estética, señala Sandra, "convirtiendo sus perfiles en una especie de 'reality' al que la gente está enganchada como si de una serie más de Netflix se tratara".

Sin embargo, advierte del efecto adverso que esto puede tener para las marcas que trabajan con estas influencers, pues según la consultora, que algo te entretenga "no quiere decir que admires a esa persona, quieras ser como ella o usar sus producto. Y es aquí donde tienen que tener cuidado las marcas". Por el momento, eso no le ha sucedido a María Pombo, a la que numerosas marcas apoyan de cara a su enlace y les está saliendo bien. Por ejemplo, Valan Store, la firma de las emprendedoras españolas Cristina Costa y Elena Mir de blusas personalizadas, ha agotado la bata que llevó María el día de su pedida mientras se peinaba y maquillaba. Además, le confeccionó a ella y a sus amigas unas blusas personalizadas para la despedida de solteras de su hermana y María García de Jaime que están haciendo furor en redes. 

Ver esta publicación en Instagram

Bien rodeadita💕🌈 - #gdjpombocrew

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios