Domingo, 20.10.2019 - 16:53 h
Los vecinos, en pie de guerra

La historia de la calle de París que los influencers invaden para hacerse fotos

Los instagramers acuden diariamente en masa a la colorida Rue Crémieux para sacarse las mejores imágenes, lo que molesta a los habitantes.

Rue Cremieux
La Rue Crémieux ha sido tomada por los influencers / EFE

Hoy en día, lo que se muestra en redes sociales ha pasado a cobrar una importancia mayor a la propia vida. Vales lo que publicas, y nunca mejor dicho, pues hay muchas personas que ahora se ganan (y muy bien) la vida a base de colgar fotografías en estos canales. Son los llamados influencers, que están por todas partes y cada vez tienen más peso en las campañas de marketing de las empresas. De ahí que estos tengan que estar constántemente innovando y buscando la manera de sorprender a su basta audiencia con imágenes y vídeos en los lugares más exóticos, extraños y, sobre todo, fotografiables. Y es aquí donde empieza la historia de la Rue Crémieux.

Se trata de una calle de París que ha sido literalmente tomada por los influencers e instagramers, ya que sus coloridas casas y lo bien cuidadas que están las entradas de estas -con bonitas plantas, bicicletas antiguas  y diversos objetos- les han atraído como un fuerte imán. Es un lugar en el que se puede lograr la foto perfecta para que lluevan los 'likes' y que ha desplazado a la mismísima Torre Eiffel como punto clave del turismo parisino.

El problema es que este aluvión de visitas en la que hasta hace nada era una tranquila calle peatonal ha provocado el enfado de los vecinos, que han visto su convivencia trastocada por el trasiego de gente haciendo fotos en la puerta de sus casas. Por ello, han 'declarado la guerra' a los influencers con una petición al Ayuntamiento de la ciudad, gobernada por Anne Hidalgo.

En concreto, tal y como ha avanzado France Info, los vecinos quieren que se prohíba el paso a los no residentes por las noches -para favorecer su descanso- y durante los fines de semana, que es cuando más gente acude y que, al ser días libres, hace que las familias no tengan libertad para salir de casa tranquilamente o estar simplemente en la calle.

Además, para visibilizar su lucha han 'robado' las armas a su adversario, pues han creado una cuenta de Instagram llamada Club Crémieux en la que publican las fotografías que toman a los influencers que pueblan la calle en su desesperado intento de obtener la mejor imagen. Una forma de demostrar hasta qué punto la gente puede obsesionarse con una foto.

Ver esta publicación en Instagram

Au naturel. #selfie #notposing #clubcremieux #ruecremieux

Una publicación compartida de Club Crémieux (@clubcremieux) el

Ver esta publicación en Instagram

"Black swag" #paris #ruecremieux #danse #art #blackswan

Una publicación compartida de Club Crémieux (@clubcremieux) el

Para los vecinos, lo que está ocurriendo es "un infierno", tal y como han narrado a France Info, ya que tienen que aguantar conversaciones en voz alta o música a altas horas de la noche. Según señaló el presidente de la asociación de vecinos, durante la semana "es soportable porque son solo turistas y no son demasiado perturbadores, pero durante el fin de semana puede llegar a haber 200 personas al lado de nuestras ventanas. Estamos comiendo y la gente está fuera haciéndose fotos".

Por ello, no piensan parar hasta que el consistorio les de alguna solución a un fenómeno que ha llegado a alterar totalmente la vida en un tranquilo barrio de París. Solo hay que ver la cantidad de imágenes que salen cuando se busca en Instagram por Rue Crémieux para darse cuenta de que, por desgracia para sus residentes, es la calle del momento.

Ahora en Portada 

Comentarios