Miércoles, 21.11.2018 - 03:48 h

La artista rusa Taisia Korotkova expone en la FCG de Valladolid 19 obras bajo el título 'La belleza de la ciencia'

La artista rusa Taisia Korotkova expone hasta el 5 diciembre en la Fundación Cristóbal Gabarrón (FCG) de Valladolid el mayor conjunto de sus obras fuera de Rusia, un total de 19, bajo el título 'La belleza de la ciencia'.

La artista rusa Taisia Korotkova expone en la FCG de Valladolid 19 obras bajo el título 'La belleza de la ciencia'

VALLADOLID, 5 (EUROPA PRESS)

La artista rusa Taisia Korotkova expone hasta el 5 diciembre en la Fundación Cristóbal Gabarrón (FCG) de Valladolid el mayor conjunto de sus obras fuera de Rusia, un total de 19, bajo el título 'La belleza de la ciencia'.

En esta exposición, la artista ganadora del Premio Kandinsky 2010 en su categoría de Jóvenes Artistas, presenta una selección de obras pertenecientes a sus dos series pictóricas más recientes tituladas 'Reproducción' y 'Tecnología'.

La muestra se ha presentado este miércoles en la FCG con la presencia de la propia artista, la comisaria de la exposición y directora de la Fundación de Arte Sputnik de Moscú, Christina Steinbrecher; el presidente de la FCG, Cris Gabarrón; y el coordinador de Colecciones Gabarrón, Julio César García Rodríguez.

La comisaria de la exposición explicó que el trabajo de la artista es muy preciso porque trabaja "lentamente" y elige especialmente el objeto a pintar y destacó el hecho de que se hayan podido juntar tantas obras para una exposición, ya que es la muestra más importante que expone fuera de Rusia, algo por lo que la artista mostró su satisfacción.

Taisia Korotkova pinta en tabla de madera y utiliza la misma técnica de los antiguos grandes maestros rusos y muestra mobiliario ruso de los años 70.

En la serie 'Reproducción' que se puede contemplar en la FCG se combina la reciente experiencia de la artista de dar a luz en un hospital unida a su antiguo interés por la actualización del género realista soviético de 'cuadros de producción' que representan escenas de la vida cotidiana de los trabajadores. Su tema es la educación de los hijos por métodos de laboratorio, representada en sus obras en la misma escala que la agricultura colectiva y el trabajo industrial representaron en la antigua URSS.RECIÉN NACIDOS.

De esta forma, se puede contemplar a bebés recién nacidos que se encuentran en una fila de incubadoras como si fueran objetos en una cinta transportadora --el que aparece en primer plano es su hijo--. Otras de las obras muestra a un niño tumbado preparado para un uso futuro, la experimentación de científicos con la inseminación artificial de la madre maniquí, etcétera.

En este caso, según explicó la comisaria de la exposición, mezcla dos cuestiones vitales, el nuevo bebé que no tiene idea del mundo y los estudiantes trabajando ignorando cómo tratar a los niños porque no tienen experiencia, por ejemplo.

La serie 'Teccnología' representa el proceso y la fascinación por la construcción de naves espaciales. En esta serie utiliza imágenes del material gráfico que ha recopilado y compone unos escenarios en los que los plasma pero no de una forma totalmente real. Para la realización de esta serie, explicó Steinbrecher, la artista tuvo una experiencia "muy interesante", ya que estuvo en una zona restringida de un edificio gubernamental que está prohibido mostrar al público.

Fuentes de la FCG explicaron que el hecho de que el arte Korotkova esté preocupado por las preguntas de la genealogía, la utopía científica y las reivindicaciones sociales no es coincidencia, ya que antes de estudiar para ser una artista contemporánea, la artista cursó estudios en el Instituto Surikov, un bastión de la tradición social realista promovida en el siglo XIX por Ilya Repin, aparentemente al margen del último siglo de la historia y teoría del arte.

Sus padres son artistas, su abuelo, Nicolai Sukoyan, fue un destacado arquitecto de la era soviética cuyos edificios incluyen la Central Houe of Artists de Moscú, sede de la Feria de Arte de Moscú. Estos antecedentes son frecuentes en su técnica de pintura, que combina métodos de la pintura del icono estrictamente tradicional en témpera sobre madera, con tonos pastel frío que recuerdan el optimismo con el que la ilustración soviética de los 60 abordaba los temas contemporáneos. El resultado es una curiosa iconografía contemporánea, que revela las estructuras de trabajo en la sociedad moderna e inspira a cuestionar las fuerzas que la dirigen.

Korotkova (Moscú, 1980) ha realizado exposiciones individuales en Berlín, Colonia y Londres, asimismo ha participado en numerosas exposiciones colectivas, incluyendo Swedish Family (Uppsala) y la cuarta Bienal de Moscú este mismo año.

Ahora en Portada 

Comentarios