Miércoles, 22.11.2017 - 04:51 h

Constantin Popescu ahonda con el drama 'Pororoca' en el "silencioso poder de la culpabilidad"

Se ha inspirado en una historia personal y en su interés por la "deconstrucción" de las relaciones tras un suceso trágico

Constantin Popescu ahonda con el drama 'Pororoca' en el "silencioso poder de la culpabilidad"

El director de cine rumano Constantin Popescu ahonda en el drama 'Pororoca' que ha presentado en el 65 Festival Internacional de Cine de San Sebastián en el "silencioso poder de la culpabilidad" a través de la historia de un padre que tiene que afrontar la desaparición de una hija y el deterioro, como consecuencia de este trágico suceso, de la relación con su mujer.

En rueda de prensa en el Zinemaldia, Popescu, que ya compitió en la sección Muevos Directores de este certamen en 2010 con 'Principles of Life', acompañado de los protagonistas de 'Pororoca', el actor Bogdan Dumitrache y la actriz Iulia Lumanare ha explicado que abordó este proyecto desde su interés por la "deconstrucción de una relación tras un acontecimiento tan triste que no queremos ni hablar de él".

Además, ha confesado que le cuesta explicar dónde encontró la "inspiración" para esta película, que surge de "una combinación" entre "una historia personal", casos "que se acercaban un poco" a esta historia y también su interés por "esos momentos que generalmente a los directores no nos gusta dirigir porque son muy duros", como "cuando el personaje duerme o esta solo, lo que no queremos ver porque nos resulta fastidioso o no queremos mirarlo". "Me gusta rodar eso", ha señalado.

Preguntado por los periodistas sobre la secuencia de desaparición de la niña, ha señalado que el rodaje fue "una pesadilla", lo "más difícil" que ha rodado "jamás". "Duro bastante, ocho días en el parque", ha relatado, para recordar, a continuación, que "no se puede rodar más que cuatro horas al día con niños" y no podían cerrar totalmente el parque, por lo que "había que hacer que la gente que pasaba no mirara, o no se parase".

Por otro lado, ha señalado que 'Poporoca', que en lengua indígena tupí guaraní hace referencia a una gran ola de agua dulce del Amazonas que el mar devuelve a la tierra, habla "acerca del silencioso poder de la culpabilidad". "Creo que es muy difícil saber cómo afrontar e intentar vivir de modo normal tras un acontecimiento semejante" a la pérdida de un hijo, ha relatado.

Varias preguntas de la prensa se han referido al extenso metraje de la película, dos horas y media, sobre el cual ha explicado que "el tiempo es un factor" en la historia, al respecto, ha indicado que la cinta "empieza de manera un poco objetiva, con encuadres mas amplios y el tiempo se va fraccionando".

"Vemos, por ejemplo, que los primeros cuatro días se desarrollan lentamente, luego empezamos a pegar saltos, de dos, tres días hasta que llegamos al día 54" que es cuando termina la película, ha indicado, al tiempo que ha señalado que "las personas ante este tipo de acontecimientos tienen una percepción totalmente distinta del tiempo".

También ha explicado que la imagen va cambiando a lo largo de la película, de manera que desde la primera a la última escena "se va como un 66 por ciento y el sonido también cambia". A ello ha añadido que cuando terminó de escribir el guión "era una novela 350 paginas" y la película "tenía que ser larga", aunque para la versión internacional la acortó.

A ello ha añadido que "hay cosas" que ha escondido al espectador, "respuestas" en la película. Respecto al final y su violencia explícita ha señalado que, a su juicio, "debía ser así muy violento y totalmente diferente al inicio de la película". "Algo inesperado para el público", ha apuntado. El cineasta ha opinado que "sólo así el cambio del personaje es más visible honestamente desde el principio hasta el final" y el público "lo entiende mejor".

Popescu ha incidido en que le pareció la manera "honesta" de contar la historia, porque lo que hace el protagonista "es algo que no se hace en la sociedad" pero resulta "interesante" que a él "no le importe", porque "tiene todas sus respuestas". "Hay personas que buscan toda la vida una respuesta y no pueden vivir sin ella y creo que Tudor (Bogdan Dumitrache) es así, sabe la respuesta aunque no tenga ninguna pista", ha añadido. También ha relatado que esta escena final fue "muy difícil" para Dumitrache que "visitó mucho" el lugar donde se iba a rodar.

Por su parte, Dumitrache han explicado que no hubo ensayos para interpretar sus papeles y que trabajó "cada minuto" del rodaje en la relación con su marido en la ficción a partir de la relación de amistad que tenía de manera previa con Dumitrache, como si éste fuera realmente su marido. El actor también ha destacado lo que este papel ha supuesto para él, ya que era un personaje que "se va transformando" y tiene muchos matices diferentes.

VUELTA AL ZINEMALDIA

Sobre su vuelta al Zinemaldia y lo que de ésta puede esperar, Popescu ha señalado que espera "hacer mas películas". "Es un honor estar aquí, San Sebastián es uno de los festivales que me gustan un montón, porque se habla español, puedo entenderme mejor con la prensa y el público es especial, entiende mejor a los artistas".

Ahora en portada

Comentarios