Miércoles, 22.11.2017 - 05:20 h

Los directores de 'Intocable' acuden en clave de humor a competición: "No podemos paralizarnos por un éxito"

Los directores Olivier Nakache y Éric Toledano compiten en la Sección Oficial de la 65 edición del Festival de San Sebastián con 'C'est la vie!' ('La sens de la fête'), una comedia que muestra las tripas de una boda a través de los ojos de los trabajadores, con un reparto coral en el que destacan Jean-Pierre Bacri, Gilles Lellouche, Suzanne Clément y Jean-Paul Rouve.

Los directores de 'Intocable' acuden en clave de humor a competición: "No podemos paralizarnos por un éxito"

"No podemos paralizarnos por un éxito", ha manifestado Toledano este domingo 24 de septiembre durante la rueda de prensa, en referencia a la taquillera 'Intocable', estrenada en 2012 encargada de clausurar el Zinemaldia en 2011.

Ambos directores han reconocido que aunque aquello fue una "aventura fuera de lo normal" han decidido coger lo positivo, que representa una "tarjeta de visita" allá donde van, pero no limitarse a eso.

Mientras que 'Samba', su anterior filme -con Omar Sy, Charlotte Gainsbourg- les permitió llevar su tensión a otro tema que está "cada vez más de actualidad", como es la inmigración, en esta ocasión han respondido a la actualidad con el mismo espíritu que lo hacía Billy Wilder: "A tiempos tristes, comedia, especialmente ahora que las cosas están un poco oscuras".

De este modo, los directores han conseguido que todo el teatro Victoria Eugenia haya respondido con un sonoro aplauso tras su primera proyección en el festival, en la que las carcajadas no han dejado de sucederse en coro a medida que la película avanzaba.

Nakache ha agradecido la decisión del festival de incluir una comedia, algo que "no es habitual" en su opinión, aunque Toledano ha matizado que en este criterio Cannes es una excepción, puesto que la ganadora de la Palma de Oro en su pasada edición, 'The square', de Robert Östlund, es una comedia.

En cuanto a las referencias cinematográficas del filme, ambos han citado la comedia italiana de los años 70; la película 'Un mariage (1978)', de Robert Altman; o 'Relatos salvajes' (2014), de Damián Szifron.

A RITMO DE JAZZ

Los directores de 'C'est la vie' han tenido que enfrentarse al "desafío" de dirigir a un extenso reparto como si se tratara de un grupo de jazz, algo que no obstante les ha divertido porque les ha permitido mezclar varias familias de actores, desde "one man show" a teatro o el cine más comercial, para evitar caer en las categorías, más allá de la etiqueta de "drama cómico" a la que se refieren.

La decisión de elegir una boda como escenario en el que sucede la acción obedece a tomar un "terreno de juego" para "remitir al espectador al sentido de la fiesta" y demostrar que "hoy en día sigue habiendo ganas de celebrar en un mundo que cada vez es más angustioso".

Toledano ha hablado de la película como una "fotografía de la sociedad francesa", que "hoy es multicultural", mientras que Nakache ha señalado que sus películas siempre son "muy fraternales". "Como dice el personaje principal, hay que adaptarse y avanzar juntos", ha dicho.

Ahora en portada

Comentarios