Lunes, 25.06.2018 - 03:58 h

Kuso, la película que ha hecho que la gente salga corriendo de asco de Sundance

La película, según The Verge, "encuentra nuevas maneras de probar la fortaleza de los espectadores".

"Sólo salieron como 20 personas de 400 que había en la sala. No fue tan dramático como lo hacen ver. Intenté advertir a la gente", ha dicho el director, Flying Lotus.

Kuso, la película que ha hecho que la gente salga corriendo de asco de Sundance

Es la película que ha provocado que la gente se salga de la sala en Sundance, que se maree y que incluso vomite. Se trata de la creación del DJ convertido en director de cine Flying Lotus (Steven Ellison). Ha conseguido levantar ampollas como en el filme donde hay imágenes más que desagradables con mutilaciones genitales incluidas.

El medio online The Verge hace una descripción detallada de la película, cuyo argumento muestra un buen número de cortos interconectados que muestran la vida de seres (hombres, mujeres y niños) que viven en un Los Ángeles posapocalíptico y que sufren toda clase de mutaciones y deformidades horribles. La web dice que no es capaz de recomendar que nadie la vea. "Solo se fueron 20 personas de 400", dice el director

Esos seres protagonizan escenas tan groseras, retorcidas, asquerosas y duras que consiguieron que varias personas tuvieran que abandonar la sala durante la proyección en el festival, aunque según su propio director no fueron demasiadas. "Sólo salieron como 20 personas de 400 que había en la sala. No fue tan dramático como lo hacen ver. Intenté advertir a la gente", ha dicho el director, Flying Lotus, sobre la proyección.

The Verge describe algunas escenas por las que el público salió (se recomienda no seguir leyendo, pues la descripción puede herir su sensibilidad y contine spoilers): La película comienza con un miembro siendo atravesado por una barra de hierro, también hay un niño deforme cuya cabeza sin cuerpo crece dentro de un orificio de mucosa que es rociado por sus propias heces recién producidas...

La película, según The Verge, "encuentra nuevas maneras de probar la fortaleza de los espectadores", algunos aguantaron incluso "que una mujer masticara hormigón hasta que sus dientes se desintegraron" .

Lo que la mayoría no soportó fue una escena en la que "una criatura alienígena saca un feto del útero de otra mujer (acompañado por un clip de sonido del videojuego Mortal Kombat) y luego se fuma el diminuto cadáver". La publicación ha querido ver en la película "cuestiones importantes, de agitación social y política", así como cuestiones sobre "el amor y la compatibilidad y hallazgo de las identidades sexuales", pero lo cierto es que ha sido calificada como infame.El premio de Sundance para I don't Feel at Home in This World Anymore

La comedia estadounidense "I don't Feel at Home in This World Anymore", protagonizada por Elijah Wood, obtuvo el sábado en la noche el primer premio del prestigioso Festival de Sundance, creado por Robert Redford.
La cinta, producida por Netflix y primera realización del actor Macon Blair, obtuvo el Gran Premio del Jurado para las películas estadounidenses.

Elijah Wood, en un poco habitual papel cómico, da vida a un fan de la música metal y apasionado de las artes marciales, vecino de una enfermera (Melanie Lynskey), que no puede más con la maldad de la gente y se derrumba cuando entran a robar en su casa.

La película es una comedia negra con incontables cadáveres al estilo de Quentin Tarantino, Guy Ritchie o los hermanos Coen.

El Festival de Sundance se dice apolítico, pero la programación de este año -con unos 120 títulos-, fue una de las más comprometidas de sus 32 años de existencia.

La ceremonia de entrega de premios comenzó con una referencia al decreto antiinmigración del presidente Donald Trump contra siete países de mayoría musulmana.
Su directora ejecutiva, Keri Putnam, quiso "saludar a los artistas de los países de mayoría musulmana" que acudieron este año al festival.

Entre los otros premiados se encuentran "Dina", de Dan Sickles y Antonio Santini, en la categoría de documentales estadounidenses; "The Nile Hilton Incident", del sueco Tarik Saleh, en el rubro de cine del mundo; y "Last Men in Aleppo", de Firas Fayyad, sobre los rescatistas en Siria, como documental extranjero.
Los premios del público recayeron en "Crown Heights", de Matt Ruskin, como mejor película estadounidense; y "Chasing Coral", como mejor documental estadounidense.

Ahora en portada

Comentarios