Domingo, 21.10.2018 - 09:06 h
Oscar a 'Mejor Largometraje'

Oscar 2018: ¿Cómo influye un galardón en la taquilla de una película en España?

El interés del público cae en torno a un 30% cada semana desde el estreno y los beneficios crecen una vez que el largometraje se lleva el premio. 

Los cines Príncipe de San Sebastián acogen el domingo una fiesta en la que se podrá seguir la gala de los Óscar
 

La gala del cine de Hollywood está cada vez más cerca y las salas españolas se preparan para que el número de espectadores crezca de cara a los Oscar. Desde que se conociesen los títulos nominados a 'Mejor largometraje' el número de cines que han incluido los títulos que se disputarán la estatuilla dorada ha aumentado y con ello el número de espectadores.

Analizando los datos de taquilla de las fechas anteriores y posteriores a galas del cine de Hollywood de otros años se percibe una tendencia: los beneficios de una película son muy altos en la semana de su estreno, pero se van reduciendo alrededor de un 30% semanal a medida que pasa el tiempo que está en cartelera. Pero, ¿qué ocurre cuando después de varias semanas una película gana una estatuilla tan importante como la de 'Mejor película'?

En el mercado español lo habitual es que un film, que anteriormente apenas había estado en unas pocas carteleras o no había sido el estreno principal de ese fin de semana, aumente sus beneficios de forma muy importante tras su nominación, pero aún más si resulta premiado.

Tomando como referencia los datos de taquilla que facilita Box Office Mojo se puede constatar esta tendencia. Uno de los mejores ejemplos fue la película En tierra hostil, ganadora del Oscar a mejor película en el año 2010 y que llegó a la gala de las estatuillas tras seis semanas en cartelera. En su primer fin de semana recaudó menos de 250.000 dólares, cifra que se duplicó en el segundo, pero que comenzó a caer a partir de entonces.

Con el anuncio de la nominación a una de las categorías más importantes de la gala, a finales del mes de enero comenzó a crecer el interés del público en ella  y, una vez que las quinielas se confirmaron, se duplicó el número de salas en que se proyectó y, con ello, los beneficios, que en solo un fin de semana fueron de casi 700.000 dólares. 

Otro buen ejemplo es The Artist, la película ganadora de la estatuilla de Mejor largometraje en el año 2012 que en un principio, por su naturaleza de film mudo, no atrajo a mucha gente a las salas. En su primer fin de semana, apenas se estrenó en 47 cines en España, con una recaudación de 262.000 dólares

A medida que iban saliendo los primeros sondeos de nominaciones, el número de salas que abrían sus puertas a una película fuera de lo habitual crecía hasta las 127, cifra del fin de semana posterior a la confirmación de las nominaciones. 

La tendencia ha seguido confirmándose a lo largo de los años posteriores. Películas como Spotlight o Moonlight, ganadoras de las dos últimas galas, también han conseguido cifras de beneficios muy importantes a lo largo de las semanas posteriores a la gala de los premios más importantes del cine a nivel mundial.

En el caso de la primera, en su fin de semana de estreno recaudó la nada desdeñable cifra de 732.651 dólares, pero esta se desplomó hasta los 151.130 dólares durante el segundo fin de semana. Con su confirmación como ganadora del Oscar a mejor película, Spotlight aumentó su recaudación en un 617% con respecto al fin de semana anterior, hasta los 583.000 dólares, al aparecer en la cartelera de 161 cines más.

En el caso de Moonlight, la última ganadora de este galardón, su primera semana no fue brillante: consiguió 259.651 dólares con su proyección en 61 cines españoles. Tras el error más clamoroso en una gala de los Oscar, la confusión a la hora de desvelar la mejor película del año para los académicos.

Ahora en Portada 

Comentarios