Lunes, 23.09.2019 - 12:00 h
Hay una serie de requisitos

¿Cómo es el protocolo de los Goya? Las normas internas que nadie conoce

Aunque pueda pensarse que el cine es un terreno muy espontáneo y que todo es fruto del azar, los Goya están perfectamente planificados.

"Blancanieves" arrasa en los Goya con 10 premios
La Gala de los Goya tiene un importante protocolo detrás

Este sábado, nuestro cine celebra la 33º edición de los Premios Goya, que por vez primera se van a entregar en Sevilla, saliendo así de la capital. Esto conlleva trasladar a la capital andaluza todo el equipo que tiene detrás para que salga a la perfección, porque en estos galardones todo está medido al milímetro, aunque pueda parecer lo contrario.

De hecho, los Goya tienen un importante protocolo detrás, una serie de normas de estilo y de comportamiento por las que se rige toda la noche y que permiten que todo salga perfecto. Aunque se crea que todo sucede de forma espontánea, para nada es así. De hecho, ¿piensan que cualquier actor o actriz puede presentarse en los Goya solo por el hecho de ser cierta estrella?

Nada más lejos de la realidad. Para asistir a los Goya hay que contar con una invitación, que contiene la entrada que da acceso a la Gala. Sin eso, por muy famoso que sea no se puede entrar, porque recordemos que hay aforo limitado. En esta invitación, además, se incluyen toda una serie de detalles imprescindibles para moverse por la ceremonia con soltura de acuerdo al protocolo.

En dicha invitación, se incluye el horario de la gala y del cóctel posterior, el lugar, la etiqueta y el aviso de que la gala se va a transmitir por televisión. Esto es muy importante, porque con este anuncio se señala que los que asisten a la Gala están cediendo sus derechos de imagen, ya que pueden salir en antena. Además, también se suele incluir un plano para saber llegar al lugar elegido.

En cuanto a la etiqueta, que es de las normas de protocolo más importantes, para asistir a los Goya es muy clara: esmoquin para ellos; traje largo o de cóctel para ellas. Si bien no siempre se cumple, porque muchas veces hemos visto en la alfombra roja a actores que con camisa y pantalón, sin pajarita o a mujeres con vestidos demasiado cortos y ajustados para un evento de estas características. 

Las butacas

Las entradas están numeradas y cada persona ocupa una butaca en función de su papel en la Gala. No es igual un actor nominado que uno que simplemente ha sido invitado o va a entregar un premio. Igualmente, hay sitios destinados a personalidades, políticos, productores y empresarios, etc... Además, los planos de las cámaras juegan con eso para sacar en cada momento a la figura correspondiente. 

Algo similar sucede cuando, al término de la Gala, se hace la foto de familia de los ganadores con la Academia. En esa instantánea todo está medido para que cada persona ocupe el lugar que le corresponde. 

Por último, la prensa debe estar debidamente acreditada esa noche para cubrir la Gala. Como decíamos, nadie que no tenga entrada o esté acreditado puede entrar, por lo que de no hacerlo, los profesionales se quedarán sin poder hacer su trabajo. Las medidas de seguridad para este tipo de eventos son muy grandes y obligan a que todo esté perfectamente controlado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios