Viernes, 16.11.2018 - 20:08 h

'Una hora más en Canarias', una aproximación al realismo mágico en forma de musical

El director y guionista David Serrano regresa al musical con 'Una hora más en Canarias', una comedia en la que se aproxima al realismo mágico y en la que, a modo de cuento, narra la historia de una mujer que no se conforma y quiere tenerlo todo en la vida, incluido el amor de su marido y de su hijo y el de su amante, a quien se niega a dejar. Quim Gutiérrez es un joven que enamora a tres mujeres, a las que dan vida Angie Cepeda, Juana Acosta y Miren Ibarguren, en este filme que se estrenará en 2010.

'Una hora más en Canarias', una aproximación al realismo mágico en forma de musical

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El director y guionista David Serrano regresa al musical con 'Una hora más en Canarias', una comedia en la que se aproxima al realismo mágico y en la que, a modo de cuento, narra la historia de una mujer que no se conforma y quiere tenerlo todo en la vida, incluido el amor de su marido y de su hijo y el de su amante, a quien se niega a dejar. Quim Gutiérrez es un joven que enamora a tres mujeres, a las que dan vida Angie Cepeda, Juana Acosta y Miren Ibarguren, en este filme que se estrenará en 2010.

En 'Una hora más en Canarias', "todos mienten". Está Cepeda, que encarna a Claudia, una mujer inconformista, impulsiva y un poco loca, que lleva una vida perfecta, hasta que "le pica el bichito del amor" cuando su amante Pablo, un tipo divertido que a su pesar vive rodeado de mujeres locas, decide dejarla y empieza a salir con la dulce Elena (Ibarguren), que oculta un secreto.

Claudia quiere a toda costa volver con su amante, pero también se interpondrá en su camino Mónica (Acosta), su hermana pequeña, más sensata, pero que al enamorarse también perderá la cabeza. Con tres mujeres enamoradas de él, Pablo deberá elegir.

También están las estrafalarias Noelia (Isabel Ordaz) y Daniela (Kiti Manver), madre y tía del joven, ex hippies, que viven en Tenerife, donde se desarrolla la trama. Completa el reparto el actor argentino Eduardo Blanco, que encarna a un 'gigolo' e improvisado padre de Pablo.ALTA COMEDIA

En su tercer largometraje como director (tras 'Días de fútbol' y 'Días de cine'), Serrano vuelve a acercarse al musical, como ya hiciera como guionista en 'El otro lado de la cama' y 'Los dos lados de la cama'. Una vez finalizado el rodaje en Tenerife (y ultimando el trabajo en Madrid), el director explicó hoy que la cinta habla de "las locuras" que pueden llegar a hacerse por amor.

"Los musicales me parecen divertidos y esta vez he hecho números más largos y más arriesgados", explicó Serrano, que ha contratado los servicios del coreógrafo de Broadway Richard Siegal.

En este "cuento" con "un toque un poco más surrealista" que en anteriores ocasiones, Serrano se adentra en la "alta comedia" al estilo de las producciones de Hollywood, pero actualiza el género y son las mujeres las que "engañan y seducen para salirse con la suya" y el hombre es "ese oscuro objeto del deseo".

Es una película "más sofisticada" en el vestuario o los decorados, y con claras referencias a 'Todos dicen I love you' o 'Las señoritas de Rochefort'. "Estaría orgulloso con que la gente vaya al cine a pasar un buen rato y a divertirse con la película", explicó Serrano, que ha utilizado para la banda sonora canciones inéditas del grupo No Replay, así como otras canciones populares como 'Estando contigo', interpretada por Marisol.

Sobre su experiencia como director, confesó haberse sentido "más relajado" que en anteriores trabajos. "Mi primera película fue un horror, ahora ya tengo las cosas más claras", confesó el realizador que disfruta dando libertad a los actores.

Ahora en Portada 

Comentarios