Domingo, 15.09.2019 - 15:03 h

Al menos 39 muertos y más de 60 heridos en un ataque armado en un club de Estambul

Un terrorista ha provocado una matanza al asesinar a 39 personas y provocar decenas de heridos en una conocida discoteca de la ciudad turca de Estambul. El ataque recuerda al efectuado en Francia en el Bataclan.

Se estima que en el momento del ataque habría más medio millar de personas en el interior. Se oyeron gritos en árabe antes de los ataques.

b721ca13c731cdac286c72654825303c92ccb853

Las autoridades turcas buscaban el domingo al hombre que mató a 39 personas, de las cuales muchas extranjeras, al abrir fuego contra una famosa discoteca de Estambul, donde cientos de personas celebraban el Año Nuevo.

El ataque marca un sangriento inicio de año en Turquía, tras un 2016 en el que el país se vio sacudido por numerosos atentados y un golpe de Estado fallido.

El atacante empezó a disparar a las 01H15 del domingo (22H15 GMT del sábado) en el famoso y exclusivo club Reina, situado a orillas del Bósforo, donde 700 o 800 personas festejaban el Año Nuevo.

La televisión NTV afirmó que el atacante había disparado entre 120 y 180 veces durante unos siete minutos sembrando el pánico, lo que hizo que incluso algunas personas se lanzaran a las gélidas aguas del estrecho para escapar a la matanza.CCTV at the club #Istanbul #Turkey pic.twitter.com/RAvonGxyAI— Jewish Breaking News (@JBN) 31 de diciembre de 2016

El atacante abrió fuego con armas automáticas de manera indiscriminada desde la puerta del local, en el que se hallaban unas 800 personas celebrando la Nochevieja. El ataque ya ha sido calificad de cruel, vil y cobarde por las autoridades turcas, que han hablado desde el primero momento de un acto terrorista. 

El primer ministro turco Binali Yildirim calificó de "infundadas" las informaciones aparecidas en la prensa según las cuales el asaltante iba disfrazado de Papa Noel, y explicó que el agresor había dejado el arma en el lugar de la masacre y había "aprovechado la anarquía" del momento para huir.

"Las operaciones de búsqueda del terrorista están todavía en curso. Espero que sea capturado rápidamente", declaró el ministro del Interior, Suleyman Soylu, que habló de "atentado terrorista".#Turkey #Istanbul #Reina pic.twitter.com/qLp9MXopHv— Hamosh (@Hamosh84) 1 de enero de 2017

Según el último balance provisional de las autoridades, 39 personas murieron, de los cuales al menos la mitad eran extranjeras, y 65 resultaron heridas en este ataque que aún no ha sido reivindicado y que el gobierno de momento no ha achacado a ningún grupo en particular.

Entre las víctimas extranjeras habría, según las respectivas autoridades nacionales, al menos un ciudadano belgo-turco, una franco-tunecina, tres jordanos, tres libaneses, una israelí, un kuwaití, tres iraquíes, varios saudíes, un libio, dos indios y dos tunecinos (aunque uno de ellos podría ser la ciudadana franco-tunecina).

Igualmente, habría al menos cuatro franceses y cuatro marroquíes más heridos.

Según medios locales, un policía y un civil perdieron la vida en la entrada del emblemático local Reina, en la orilla europea de la metrópolis. Se estima que en el momento del ataque habría más de medio millar de personas en el interior en plenas celebraciones de Año Nuevo. El ataque ha recordado al instante al ocurrido en Francia en el Bataclan.breaking An armed attack on a local club, Reina, in #Istanbul. Many casualties reported. At least 2 dead and over 50 ambulances on scene pic.twitter.com/GF1vhcCoW7— Jewish Breaking News (@JBN) 31 de diciembre de 2016

Los viandantes dejaban flores y velas bajo la mirada de una decena de policías armados con metralletas que seguían custodiando el lugar en la noche del domingo, constató una periodista de la AFP.

Una lona azul cubría la fachada del establecimiento, frente al cual había un charco de sangre.

Antes de entrar y de abrir fuego en este club nocturno, muy frecuentado por extranjeros, el asaltante abatió a un policía y a un civil que se encontraban delante de la discoteca, precisó el gobernador de la ciudad, Vasip Sahin.

"Es un ataque terrorista", insistió Sahin en una rueda de prensa.

"De una forma salvaje e implacable, ametralló a la gente que simplemente había venido a celebrar el Año Nuevo", declaró el gobernador.

Las autoridades habían anunciado un despliegue de 17.000 policías en Estambul en el marco de los festejos del Año Nuevo.

"Habíamos venido para pasar un buen rato, pero todo se transformó en caos, en una noche de terror", explicó a la AFP Maximilien, un turista italiano que hacía la cola en la entrada cuando llegó el agresor.

El futbolista Sefa Boydas, otro de los asistentes a la fiesta, contó a la AFP que, conforme avanzaba para escapar de la pesadilla, "las personas se pisoteaban las unas a las otras".Dejó el arma en el lugar de la masacre

El atacante que anoche asesinó a 39 personas e hirió a otras 69 en la exclusiva discoteca Reina de Estambul dejó su arma en el lugar de los hechos y la policía cuenta con unos primeros indicios sobre su identidad, informa el primer ministro turco, Binali Yildirim.

En una rueda de prensa, Yildirim, ha desmentido también que el atacante fuera vestido de Papá Noel. "He oído que el terrorista iba vestido de Papá Noel. No es cierto", ha declarado el primer ministro.

En plenas fiestas de Año Nuevo

La discoteca Reina está situada a unos centenares de metros del lugar en el que tenían lugar las celebraciones oficiales de Año Nuevo, a orillas del Bósforo.

Varios heridos fueron trasladados a urgencias y numerosas ambulancias y vehículos de la policía se desplazaron al lugar, según la cadena CNN-Türk.Ortaköy'de ünlü gece kulübü #Reina'da silahlı saldırı gerçekleşti. Olay yerine çok sayıda polis ve sağlık ekibi sevk edildi. pic.twitter.com/9CxsU0N0c2— Sporun Dibi (@sporundibicom) 31 de diciembre de 2016

Gritos en árabe en el momento del ataque

Algunos testigos informaron haber oído al asaltante gritar algo en árabe, según la agencia de prensa Dogan, que precisó que había entre 700 y 800 personas aproximadamente en el local en el momento del ataque.

Las autoridades policiales habían anunciado el despliegue de 17.000 policías por todo Estambul en el marco de los festejos de Año Nuevo.

Tres semanas antes, un atentado reivindicado por un grupo radical kurdo dejó 44 muertos, incluyendo una mayoría de policías, en el centro de Estambul.Así es la discoteca Reina

Estambul, objetivo terrorista

La metrópolis turca también se ha visto sacudida por varios atentados atribuidos al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El 10 de diciembre, un atentado reivindicado por un grupo radical kurdo dejó 45 muertos -incluyendo una mayoría de policías- en el centro de Estambul.

También en Estambul, cuatro turistas perdieron la vida y 36 personas resultaron heridas en marzo en la famosa avenida Istiklal, en un atentado suicida reivindicado por el grupo EI.

Las autoridades también afirmaron que los yihadistas estaban detrás de un atentado que dejó 47 muertos el pasado junio en el aeropuerto Atatürk de Estambul.

Miembro de la coalición internacional que combate al grupo EI en Siria e Irak, Turquía inició en agosto una ofensiva en el norte de Siria para repeler a los yihadistas y empujarlos hacia el sur.

Rebeldes sirios apoyados por el ejército turco asedian desde hace varias semanas la ciudad de Al Bab, un feudo del 'EI' en el norte de Siria.

En respuesta a estas operaciones militares, el EI ha amenazado en varias ocasiones con atentar contra Turquía, uno de los principales blancos de los yihadistas.16 de los fallecidos, eran extranjeros

Según el ministro, entre los fallecidos hay al menos 16 extranjeros así como un policía. Además, cuatro de los heridos se encuentran en Estado crítico por lo que el balance podría aumentar.

La propia policía turca ha difundido unas fotografías del supuesto tirador que aún sigue a la fuga.Istanbul New Year's attack: Photos of suspected nightclub terrorist released, manhunt underway https://t.co/ZeBKppKcMC— ilhan tanir (@WashingtonPoint) 1 de enero de 2017

Ahora en Portada 

Comentarios