Sábado, 21.10.2017 - 22:11 h

Reyes destaca el atractivo turístico de la Fiesta de los Mozos de Rus por su singularidad

El presidente de la Diputación asiste a la conmemoración del 335 aniversario de esta fiesta tradicional que se remonta al siglo XVII y se caracteriza por las mascarillas

Reyes destaca el atractivo turístico de la Fiesta de los Mozos de Rus por su singularidad

El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, se ha desplazado al municipio de Rus para asistir junto a la alcaldesa de la localidad, Águeda Sánchez, a los actos conmemorativos del 335º Aniversario de la Fiesta de Mozos, una fiesta que se remonta al siglo XVII y que "es cita obligada de la agenda turístico-cultural de la provincia de Jaén cada mes de septiembre", ha señalado Reyes, que ha destacado el atractivo turístico de esta fiesta por su singularidad y arraigo entre la población ruseña.

Según ha informado la Diputación, la Fiesta de los Mozos convierte a Rus en la única localidad de España que celebra el Corpus y el Carnaval dos veces al año, "una muestra de la historia y tradiciones de nuestros pueblos", ha apuntado el presidente de la Administración provincial que ha insistido en que "la provincia tiene que ser capaz de aprovechar sus singularidades para atraer a un visitante que busca sorprenderse y vivir experiencias únicas".

En este sentido, Reyes ha felicitado al Ayuntamiento de Rus y a sus vecinos por poner en valor las tradiciones de una provincia como la nuestra, rica en cultura, patrimonio y singularidades, que son una oportunidad desde el punto de vista turístico".

El origen de la Fiesta de los Mozos se remonta a las grandes pestes y epidemias que sufrió esta comarca de la provincia a finales del siglo XVII y que afectó principalmente a los jóvenes. Ante esta situación, la tradición oral dice que los vecinos imploraron al Santísimo que lo sacaron en procesión rogativa para que cesara la epidemia, momento desde el cual no se produjeron más contagios.

Los mozos que se salvaron y el resto de la población decidieron conmemorar dicho acontecimiento disfrazándose, naciendo de este modo la tradición de sacar en procesión al Santísimo en septiembre y espantar a la muerte con las mascarillas, que consistía en taparse la cara con una cortina o un tapete de mesa camilla.

En la actualidad, se mantiene la tradición de las mascarillas aunque el festejo se viste de carnaval dada la diversidad de disfraces.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios